No me pinches, que llevo chanclas

A pesar de su aspecto afilado, recto e inflexible había forjado una gran amistad con las cañitas secas de tallo corto que formaban aquel montón.

Parecía difícil que la encontraran, pero ocurrió.

Su nueva y solitaria vida se limita a esporádicas salidas del pequeño estuche cuando urge unir algunas telas.
Escrito por Smokey pisó la raya
Anónimo hasta noviembre

10 comentarios :

  1. Un título original para contar la historia de esta aguja encontrada en un pajar, y mira que es difícil.
    Buen relato.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Muy agradecid@ por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Maria Galerna15/10/17 15:10

    Las pequeñas cosas cotidianas.
    Muy buen micro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las que nos hacen felices. Gracias por los ánimos.

      Eliminar
  3. Curioso y simpático texto el que nos presentas. Casi nos haces sentir pena de la nueva vida de esa aguja tan amistosa. Me gusta. Suerte y un saludo, anónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús, la suerte es necesaria pero tb. trabajo y esfuerzo. Saludos.

      Eliminar
  4. ¡Qué arte! No solo encontrar la aguja en el pajar, sino darle una vida también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Gracias. El arte es reflejo de nuestras emociones. Admiro muchísimo a las personas que son capaces de hacernos sentir con su escritura. Todavía no es mi caso. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. No hay imán que no consiga encontrar una aguja en el pajar. Por lo que parece, ésta se encontraba más a gusto fuera del estuche de costura. Curioso micro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Los imanes son cuerpos "naturales" ó "artificiales" con un magnetismo significativo capaces de atraer hacia ellos cualquier sustancia magnética. Interesante idea para introducir en el microrelato. Continuará...

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!