Religiones

En medio de un océano de represión y terror vivieron adoctrinados por los siglos de los siglos. Eran pocos los venerados, muchos los discípulos uniformados sin escrúpulos imponiendo grave obediencia a través de la limosna, aprovechándose del miedo e inocencia aprendida de sus fieles. La guerra entre banderías estaba servida.
Escrito por Antonio Ortuño Casas - Web
Anónimo hasta noviembre

5 comentarios :

  1. Yo casi, debido a tu última frase, trasladaría tu relato a la actualidad. La religión, como la política, casi siguen las mismas reglas que defines en tu relato, y cada uno se cobija bajo una bandera, y así llegamos a tu frase final.
    Buen relato, me ha gustado.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
  2. Maria Galerna19/10/17 17:42

    Bandas, lados, discípulos... en todo hay varias doctrinas. Y borregos.
    Buen micro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Triste relato nos ofreces. Las guerras sólo dejan desolación y pobreza. Y muertos, muchos muertos. ¿A quién pueden interesar?.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por los comentarios. Lo de borregos me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. No entiendo que se pueda matar en nombre de Dios. ¿Por qué no dejan que Él nos juzgue? A veces creo, por paradójico que pueda parecer, que todos los fundamentalistas religiosos en realidad no se fían de Dios, que son ateos.
    Un buen micro. Saludos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!