Signos de puntuación

Perdida mi admiración por ti después de tu punto y aparte, hoy recuerdo mis pequeños amoríos. Añadiré unos puntos suspensivos, indicando una continuación en el futuro, a ver si con suerte aparece quien me saque del estado de coma actual y así cerrar esta amarga soledad como un breve paréntesis.
Escrito por M. Carme Marí - Web
Anónimo hasta noviembre

20 comentarios :

  1. Pues fíjate que Manuel me ha quitado la idea, eso es lo que yo iba a poner después de leer tu ingenioso relato una signos de admiración ¡----!
    Muy bueno.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he ganado la mano, Javier, jeje. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Signos de admiración26/10/17 20:43

      Y es que los signos que complementan a las letras en la escritura dan para mucho, también fuera de ella.
      Gracias Javier.

      Eliminar
    3. Paréntesis26/10/17 20:45

      Abrazos para ambos

      Eliminar
  2. Tranqui, siempre te quedará un punto y coma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Punto y seguido26/10/17 20:46

      Es importante que siempre quede algo, o alguien, a lo que (o a quien) agarrarse.
      Gracias por comentar Luis

      Eliminar
  3. Chicos, yo creo que lo que se impone es el paréntesis (), si lo que queréis es acompañarla para que abandone la soledad. Muy ingenioso, estimad@ anónim@.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas comas26/10/17 20:59

      Y dentro del paréntesis nos vamos añadiendo todos, separados por comas ;-) y así la soledad se queda fuera.
      Gracias, de anónimo a anónimo!

      Eliminar
  4. Bien trazado, con los puntos sobre las íes donde deben estar. Me ha gustado mucho. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Punto y aparte26/10/17 21:17

      Gracias Carmen. Los puntos sobre las íes y también entre las palabras. Cuando en la vida son punto y aparte a veces duelen, aunque en otras ocasiones pueden ser necesarios.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. La gramática al servicio de la narrativa.
    Simpático y bien hilado relato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras permiten a veces su uso fuera de su habitual contexto y nos pueden brindar nuevos significados. ¡Usémoslas!
      Saludos

      Eliminar
  6. De verdad que MUY BUENO!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (para que no falten los signos, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que muchas gracias!!!!!!!!! :-)

      Eliminar
  7. Desde luego que nuestras vidas se podrían contar desde el punto de vista de los signos de puntuación, como has hecho tú en este ingenioso microcuento; un tipo de microcuentos que me son muy caros, pues para mí supone un gran placer y divertimento jugar con las palabras.
    En la vida, hacemos puntos y aparte, paréntesis, otras veces la situación es de puntos suspensivos y tampoco nos libramos de estar en coma, no digo ya etílico, pero sí de empanada gallega o torrija manchega, o de esas que te fulminan cuando estás zapeando y caes de repente en uno de esos gallineros que hay montados en algunas cadenas ampliamente seguidas por el respetable.
    Así que tras una cuantas exclamaciones y admiraciones, me despido con un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Cierto es que podríamos usar para muchos casos los signos de puntuación.
    Y ahora puntúo muy alto tu comentario: ¡gracias Enrique!

    ResponderEliminar
  9. Me parece que todo va a acabar con un punto y final en la unidad de medicina paliativa.
    Un micro ingenioso. Saludos

    ResponderEliminar
  10. No pongas nunca el punto y final.
    Me ha gustado mucho tu relato. Es muy ingenioso.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!