Al pie de la letra

Se pasaba el día en las nubes. Las modelaba a su antojo, construyendo castillos en el aire. Pero no tenía un pelo de tonto: las burlas no le hacían mella, las cogía todas al vuelo.

Desde el diluvio ya no toca tierra. Sabe que todos iban con pies de plomo.
Escrito por Carmen Cano - Twitter

20 comentarios :

  1. Carmen, lo más seguro es que con mi interpretación meta la pata, pero intuyo que el protagonista de tu relato es dios o Dios, aunque lo prefiero en minúscula, ese dios que como bien titulas cumple sus amenazas al pie de la letra. Ese no tener un pelo de tonto, ese cogerlas al vuelo, me hacen ver su capacidad de saber de todo y ver todo, un dios bíblico. Un dios al cual la gente adora por temor, no por creencia. Por eso andan todos con pies de plomo. Espero no haberme ido por los cerros de Úbeda.
    Un relato que esconde dentro de sus cincuenta palabras mucho más, pero que a lo mejor solo hace falta leerlo "al pie de la letra".
    Muy buen relato, Carmen, me ha gustado.
    Muchos besos, Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Carmen, coincido con Javier. Creo que el protagonista es Dios, que todo lo ve y todo lo controla, que hace que los hombres le teman cumpliendo sus amenazas.
    Espero haber acertado.
    Muy buen micro.Enhorabuena.
    Besos apretados, amiga.

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial el uso de todos esos tópicos y que bien los has hilado, tocaya, al pie de la letra...
    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Ese ser que has construido con un puñado de frases hechas, bien podría ser el viejo Jehová del Génesis, como han apuntado Javier y Pilar, sobre todo por lo del diluvio. Ese que Miguel Ángel pintó en la Capilla Sixtina insuflándole vida a Adán con un dedo.
    De lo que ya no estoy tan seguro es de que tras ese acuoso acontecimiento vayan todos con pies de plomo, pues habría que acordarse de otro de esos dichos o refranes, el de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra; y por mucho que sólo sobreviviesen Noé y su familia, sus descendientes volvieron a repetir los mismos errores. La prueba es que Jehová siguió mandando castigos terribles, aunque ya no otra destrucción como la del Diluvio, pues así se lo había prometido.
    Sea como fuere, has hecho un buen encaje con todas esas frases hechas, y te ha quedado una historia entre el cielo y el suelo, como el título de la canción de Mecano y, quizá, si se le pudiese pedir algo a ese ser que ya no toca tierra, es que se bajase durante un rato de su nube y dejase de construir castillos en el aire, para darse una vuelta por aquí y, cual tío de la vara, pusiese firmes a unos cuantos que yo me sé y a otros muchos que no me sé pero que, sin duda, merecen algo más que una llamada al orden.
    En fin, tal y como van las cosas, creo que no nos quedará más remedio que andarnos con pies de plomo, aunque creo que eso no tiene efecto alguno para librarse de los trancazos que uno coge sin saber cómo y que luego cuesta horrores soltar.
    Me ha gustado mucho, Carmen, pues ya sabes que soy muy dado a todos los juegos de palabras, a las frases hechas, a las frases poco hechas e, incluso, a las frases crudas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No voy a ser muy original, pues me apunto a la tesis de que el protagonista ha de ser el Creador, quien, desde ese lugar elevado en el que lo imaginamos, recibe despecho y hasta burlas de esos seres a imagen y semejanza, a los que un día dio vida. Les envió un diluvio como castigo, pero ellos no escarmientan, siguen apegados a la tierra, sin querer elevar su mirada.
    Un relato lleno de contenido.
    Un abrazo, Carmen

    ResponderEliminar
  6. Me gusta cómo has armado el micro con dichos o tópicos. En el primer párrafo he pensado en un soñador. La primer parte del segundo me dice que él siempre fue así, y en el final, fuerzo la interpretación para que me diga que el resto de la gente no es como él: está con los pies muy en la tierra.
    Como habrás visto, me cuesta encontrar a Dios.
    Un abrazo. Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Enrique Caño19/11/17 17:45

    Carmen, un relato muy sugerente. Abierto y original. Has dejado varias pistas inteligentes por el camino y, como he podido leer anteriormente, parece que todo indica al Creador. Veo muchas posibilidades.
    Poderoso relato.
    Un beso. Enrique

    ResponderEliminar
  8. Donde hay ingenio, la gracia pone chispa, el talento baila, juega y compone con frases hechas su propio argumento. Muy original, Carmen, dar sentido nuevo a lo que ya lo tiene por añadidura.
    Me gusta lo sugerente y abierto que es el micro, pues aunque la historia apunta a la interpretación que Javier y Pilar señalan, creo que esta historia es ambivalente y deja en el aire muchos de sus cabos que le dan juego. Como un equilibrista en el alambre apoyado en un solo pie.
    Sorprendente y jugoso. Un beso grande, Carmen.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con el resto de compañeros en que tu relato tiene muchas lecturas. En el primer párrafo he visto a alguien que está muy por encima de lo que los demás puedan opinar de él , dotado además de una gran riqueza interior y de una sobrada capacidad para conocer la condición e intenciones del resto.
    Con el segundo logras dejarme totalmente intrigado. Yo no comparto la interpretación de que el personaje sea Dios.
    Estupenda y trabajada historia que invita, en el mejor sentido, a romperse la cabeza.
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
  10. Veo a alguien muy soñador, con una gran imaginación. Como la gente siempre lo ve aparentemente ausente, se ríen de él. Pero él se entera de todo y no está dispuesto a que le agüen la fiesta, así que prefiere guardar las distancias y seguir viviendo en las nubes. (En el fondo, fondo, también pienso que podría ser Dios, por lo de Creador, lo del Diluvio y todo eso...) Este patchwork de expresiones "al pie de la letra" da mucho juego. Me ha gustado mucho tu imaginativa y enigmática propuesta, Carmen. Besos.

    ResponderEliminar
  11. El debate parece abierto pero bastante decidido... Yo, para abrir otras posibilidades, diré que podría ser "la paloma de la paz"... Aunque no tengo claro que el relato pretendiera hablar sobre alguien concreto... más bien, elaborar ese ingenioso hilado de frases hechas...
    Magnífico!!👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  12. No entiendo que Dios haya enviado más diluvios porque los hombres, desde luego, no se andan con pies de plomo. O, al menos, a mí no me lo parece.
    Un buen micro, Carmen. Me gustan todos los que tienen ambiente bíblico. Y éste, además, parece un homenaje a Patricia Collazo. Saludos

    ResponderEliminar
  13. Una secuencia de tópicos, que forman una historia original tal y como lo has tratado.
    Suerte, Carmen.

    ResponderEliminar
  14. Recoger unas cuantas frases hechas y montar un relato es relativamente sencillo, pero construir una fábula que mezcla Juan salvador gaviota y el patito feo es una muestra más de tu enorme talento y sensibilidad.
    A los pies de tus letras, Carmen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Smokey pisó la raya22/11/17 0:42

    Coincido en parte con Juana en la interpretación. En tu relato hablas de alguien soñador y con mucha imaginación. Sin embargo el tiempo verbal de la última frase me desconcierta. Me gusta que nos hagas pensar. Espero que despejes las dudas. Gracias. Buen micro.

    ResponderEliminar
  16. Por no dilatar más en el tiempo una respuesta más que merecida a vuestros comentarios -antes no he podido y os pido disculpas-, intentaré explicarme de modo general.
    En el origen del micro está la idea de construir una historia enlazando frases hechas que pudieran leerse en sentido literal, al pie de la letra, como reza el título. Así me lo habéis subrayado, de distintas formas, Carmen, Manuel, María Jesús y Salva.
    En un principio, pensé en un soñador que vive en su mundo interior, que suscita el recelo y la burla ajenos, pero que sabe salvaguardarse para no ser herido. Es también vuestra lectura, Georges, Juana y Smokey.
    Por ello es el único superviviente a una realidad plana y adversa en la que todos perecen, incapaces de elevar un poco la mirada, debido al peso que arrastran. En esta dirección apunta tu lectura, Enrique Mochón. Pero la condena también alcanza al soñador y no es otra que la soledad.
    Bien podría aplicarse esta pequeña historia a los grandes creadores, artistas o investigadores que fueron incomprendidos por sus coetáneos y que nos ayudaron a mirar el mundo con su legado.
    También es cierto que este ser, dotado de tan altas cualidades, puede remitir al Dios Creador del Antiguo Testamento, que en este caso acaba castigando a los humanos y borrándolos de la faz de la Tierra. Esta interpretación me la habéis regalado vosotros, Javier, Pilar, Enrique Angulo, Ángel, Enrique Caño y Plácido.
    Por último, Antonio, en un magnífico ejercicio de intertextualidad, conectas la historia con dos bellos relatos, una alegría de la libertad y un cuento sobre la discriminación.
    Muchas gracias a todos por vuestras palabras, que me confirman, una vez más, que los micros crecen en cuanto se asoman a esta página.
    Besos y abrazos repartidos.

    ResponderEliminar
  17. Carmen, después tu resumen ya poco que añadir.
    Ha sido muy ingenioso el hecho de ir enlazando frases hechas. He visto a alguien soñador, sobresaliendo con respecto al común de los mortales. Esto no se perdona perdona fácilmente. Pero él lo sabe y se lo echa a la espalda. Quizá esperando el momento oportuno de ponerlos en su lugar y hacerse respetar.
    Justicia divina?... O a cada cerdo le llega su San Martín? Jejeje...Sea como fuere, aprendieron la lección.

    Felicidades, Carmen.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por tus palabras, Galilea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Una persona recta, sabia, inteligente, práctica, alguien que tiene esperanzas y que no deja de soñar... Así he visto yo a tu personaje, Carmen.
    Al llegar tan tarde no he querido leer los comentarios. Igual me he ido un poco de madre, pero no mucho... ja, ja, ja... en cualquier caso, me encanta esa unión de dichos o frases hechas bien engranadas y con mucho sentido e infinitas interpretaciones.
    Grande siempre, teacher Carmen.
    Beso fuerte.
    Malu.

    ResponderEliminar
  20. Pues has dejado al protagonista la mar de contento con tantas cualidades como le has encontrado, Malu, porque su entorno se lo había puesto difícil y ahora se ha quedado solo.
    Muchas gracias, por tus palabras, querida Malu. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!