Adolescente enamorado

Entre la tiza y el pizarrón está su mano. Hace un gesto levantándola, señalándome para que pase para continuar esa ecuación que dejó inconclusa adrede, como si no supiera que yo estoy en el limbo, mirándola nada más, sin creer todavía que sólo me registra como el idiota del curso.
Escrito por Elisa Mancuso

2 comentarios :

  1. Eduardo martín Zurita25/3/18 13:20

    Hola, Elisa.
    Todos hemos sido el idiota del curso alguna vez y , si no, tú nos metes muy bien en su piel. Quién no se enamoró de su maestra en esa dulce ingenuidad de esas horas adolescentes. Buen texto. Un beso y feliz todo para ti siempre.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te haya gustado, gracias por los buenos deseos, Eduardo, y lo mismo para ti.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!