Siempre estaré contigo

Se asomó. La caída sería terrible. No se veía el fondo. Miró alrededor. Nadie la observaba. Podía hacerlo. Sería fácil. Solo necesitaba un momento de intimidad y recogimiento para llevar a cabo su propósito final.

Abrió la mano y dejó que su corazón se elevara llevado por la corriente cálida.
Escrito por Manuel Serrano

10 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita29/3/18 11:48

    Hola, Manuel.
    Es un gran micro el tuyo. Qué estupendo es ese giro final cuando todos pensábamos que se iba a suicidar. Y no, lo que parece que siente esta mujer es nostalgia del ser querido que está en el cielo. Y hacia allí, hacia él, quiere volar. Mi más muy mayor enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. La intención era que cada cual pueda sacar sus conclusiones...
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Manuel, precioso micro. Has sabido mantener nuestra atención pensando que la protagonista estaba al borde de un abismo, con la intención de saltar, pero en tu última frase das un giro inesperado y nos desvelas que lo que desea es que su corazón se eleve para reunirse con la persona amada que ha perdido.
    Es un micro excelente. Te deseo mucha suerte.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la sorpresa, no se quiere suicidar. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Manuel, me alegra ver tus letras por aquí. Fue un placer conocerte el otro día en la presentación del libro de Las Estaciones de Valencia Escribe.
    Tú relato me parece excelente, con una frase final muy buena, comparando ese momento como cuando se eleva un globo.
    Me ha gustado mucho, enhorabuena, Manuel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier. Celebro que te haya interesado hasta el final.
      Nos veremos pronto, seguro.
      Un abrazo desde Valencia.

      Eliminar
  6. Leny Muñoz30/3/18 19:29

    Fascinante micro que juega hábilmente con la ambigüedad; caben varias lecturas y eso siempre es digno de elogio.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Leny por tus gratificantes comentarios...
    A saber qué hubiera pasado si hubiera tenido cincuenta palabras más...
    Una brazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!