Vientos de cambio

Pepito Grillo había organizado siempre su vida, le había marcado el camino a seguir, impecable en cada uno de sus pasos.

En sus sueños aparecían enormes molinos de viento que gritaban su nombre. Una noche consiguió alcanzar una de las aspas que giraba y cogiendo impulso comenzó a volar alto.
Escrito por Isabel Mora

5 comentarios :

  1. Eduardo martín Zurita5/3/18 13:22

    Hola, Isabel.
    Supongo que hablas de Pinocho, cuya conciencia era Pepito Grillo. Qué bueno es el cambio, si es para mejor. Volar, en el sentido físico y en el de dar alas a la imaginación es fantástico. Buen micro. Un beso, y feliz todo para ti siempre.

    ResponderEliminar
  2. Las aspas del molino, las alas para volar y despegarse de quien quiere organizar y manipular tu vida. Perfecta metáfora de un personaje manso.
    Suerte, Isabel.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Volar es agarrarse a la cola de nuestros sueños y perseguirlos. Hermosa imagen y hermoso micro, Isabel. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hay Pepitos Grillo de los que es mejor alejarse volando. Me ha gustado cómo nos lo cuentas, Isabel. Un saludo y felicidades.

    ResponderEliminar
  5. No hay nada tan hermoso como descubrir que también puedes volar y vivir aventuras. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!