La mirada del pintor

La nube soñolienta escudriñaba el estanque mientras el nenúfar la seguía con la mirada.

—¿Y si nos intercambiamos elemento por un instante?
—¿Y si el instante tuviera el poder de volverse eterno? —le contestó la nube.

Los juncos de la orilla fueron testigos de la inmortalidad fugaz de aquella alianza.
Escrito por Macarena Fernández - Web

10 comentarios :

  1. Es sublime y poético. ¡Vaya! Ese pintor es afortunado, esa clase de alianza no se ve todos los días.
    La imaginación lo puede hacer y tus letras me lo dejan claro. ¡Me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Selene. Solo tienes que mirar los cuadros de Monet para que la imaginación vuele...
      un abrazo!

      Eliminar
  2. La retina de un pintor reflejando el espejo del cielo en la tierra con tres protagonistas que lo enmarcan.
    Un gran relato, Macarena. Enhorabuena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Antonio.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Me gustan las imágenes, que percibe el ojo de tu pintor para presentarnos este bello relato.
    Suerte, Macarena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús. Me encanta contar cuadros...
      Un saludo

      Eliminar
  4. Qué preciosidad de relato, Macarena. Me encanta cómo defines ese instante eterno. Y un título magnífico.
    Besos.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Pablo. A mí me encanta que te encante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Según iba leyendo, Monet aparecía en mi mente, una pasada y muy poético. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Objetivo conseguido entonces! Me alegro de que lo hayas visto...
      Gracias, Maite. Un abrazo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!