Obsesionado con un libro

Era imposible terminar de leer aquel extraño libro. Juan lo intentaba cada noche, pero justo antes del último capítulo caía profundamente dormido; al día siguiente no recordaba el argumento, y volvía a empezar.

Por fin una noche, la anterior a su muerte, lo consiguió.

El último capítulo estaba en blanco.
Escrito por Sonia Serna San Miguel - Web

5 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Sonia Serna San Miguel29/4/18 12:12

      Me alegro de que te guste, querido Julián. Besos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Creo que acertado final, la muerte es igual, sin nada escrito. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia Serna San Miguel29/4/18 12:14

      Muchas gracias por tu comentario, Maite. Besos.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!