Blanco y negro

Seducido por la cosa más dulce, se sumergió en el antiguo mundo del blanco y negro para escribirle una carta de amor.

Tan pronto terminó, se encontró extrañamente frustrado y melancólico, al recordar que ya no hay carteros.

Su mundo comenzó a llenarse de absurdos colores y frívolos mensajes instantáneos.
Escrito por Selene Argueta - Twitter

2 comentarios :

  1. Maria Galerna16/5/18 19:21

    Se ha perdido el bonito arte de escribir cartas. Y esa espera mirando el buzón ..
    Ahora todo tiene que ser instantáneo. Y aún así, llegas tarde.
    Buen micro. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este relato tiene la cadencia de lo clásico, como las fotografías en blanco y negro, y un mensaje de melancolía ante el apabullante mundo tecnológico que invade nuestras vidas. Me ha hecho recordar lo mágico que tenía escribir cartas a ciertas personas.
    Lo has contado muy bonito.
    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!