Consejero

Amigo o tesoro, estás acompañando a quien te trajo hasta aquí. Quieres decirle que no se ilusione ante la primera sonrisa o abrazo que le dio esa chica. Sin embargo, decides callar silenciosa y largamente. Después de todo, ¿qué importancia podrían tener las palabras de un oso de peluche?
Escrito por Mauro Marino Jiménez - Web

2 comentarios :

  1. María Sotés17/5/18 21:49

    Debo decir con cierto sonrojo que aún guardo mi osito de peluche. Compañero, consejero, objeto de consuelo... Qué difícil es crecer, Mauro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Un saludo cordial, María. ¡Gracias por tu lindo comentario!

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!