El postre

Al verlos acercarse pensó que por fin su condición de recalcitrante gafe le iba a servir para algo, iba a morir el primero, sin verla sufrir. Pero los caníbales empezaron por su novia. A él lo dejaron para el postre y, como estaban tan satisfechos, solo le comieron los pies.
Escrito por Paloma Hidalgo Díez

26 comentarios :

  1. Dicen que la suerte no existe, pero no es cierto, está muy presente y termina por decidir muchas cosas. Tampoco es un mito creer que existen personas a quienes les acompaña la fortuna, mientras que otras traen, sin pretenderlo, el infortunio a los demás y a ellos mismos. Tu protagonista, un ser desdichado donde los haya, ni siquiera en el último momento logra que su signo negativo cambie.
    Humor negro de calidad. Es un gusto leerte siempre, Paloma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justo lo que pasa, que la suerte y otras circunstancias muchas veces se interponen en tu camino: unas vecves para mostrarte el atajo, y otras, para hacerte dar un rodeo; a este pobre todo le sale mal.
      Lo mismo digo Ángel, es un placer leer tus comentarios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Crudo se lo comieron... crudo micro y genial su tratamiento de crudo humor negro. Te sales, Paloma. Felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, hoy tu comentario, tras la cruda sesión de ralidad de ayer, me viene pero que muy bien.
      Gracias.
      Saludos

      Eliminar
  3. Desde luego, Paloma, hay algunas personas que no tienen suerte en esta vida. De lo peor que le puede pasar a tu pobre gafe, le pasa. Es humor negro, pero humor al fin y al cabo. Me has obligado a soltar una carcajada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan las carcajadas, son tan liberadoras!! gracias por dejarte llevar por el relato, Aurora.
      Saludos

      Eliminar
  4. Eduardo Martín Zurita5/6/18 20:07

    Hola, paloma.
    Pues podían habérselo comido enterito a don gafe los caníbales. Para poco salud acaso mejor ninguna, ¿verdad? Un texto, como tuyo, perfectamente escrito. Que no nos falte el humor aun cuando con tintes oscuros.
    Mi más muy mayor enhorabuena.
    Y un beso muy fuerte, maestra y amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oscuro, oscuro. Pero humor, humor. Vaya lo uno por lo otro :-)
      Gracias por cometar, Eduardo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Estaba claro que la novia de un gafe no podía acabar bien, santa mujer, pero me surge la duda de las consecuencias para esos inconscientes caníbales por haberse comido a un gafe, aunque sólo sean sus pies.
    Un micro con mucha guasa, Paloma. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que han sido unos insensatos, dicen que todo se pega, menos la bendita hermosura, a lo mejor...
      Me alegro de que te haya gustado, Antonio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Divertido, a pesar de todo, pobre gafe. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese era el objetivo, que el que lo lea, sonría.
      Maite, gracias por leerlo.

      Eliminar
  7. Pobre hombre... aunque de hecho, pobre la novia, que ya se la han comido. A éste, con suerte, igual acude alguien a tiempo de rescatarlo. Aunque tampoco sería suerte para él vivir con esta historia a cuestas...
    Un buen relato de humor negro.
    Un abrazo.
    Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carme, gracias por el comentario. En cualquiera de los escenarios que tan bien has descrito, el resultado es que ser gafe, es una gafada enorme. :-)
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Pues ya es mala suerte, sí, pobriño. Si hubiese caído en manos de la buena gente de mi relato de mayo, seguro que no hubieran hecho distinciones y los dos se cocerían juntos en igualdad a fuego lento. Felicidades por el relato, Paloma. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matrioska, malísima suerte, que no han coincido tus personajes y los míos en el mismo mes, habrían tenido todos ellos más suerte: los tuyos, doble ración, los míos un feliz juntos, lo de feliz que se lo gestionen ellos.
      Un besote.

      Eliminar
  9. Qué mala suerte arrastra el pobre. Ha de ver cómo se comen a la novia y sobrevivir con los pies devorados.
    Muy crudo tu relato de humor negro, Paloma. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crudísimo, lo sé, y si te digo la verdad, aún así, yo también me reía mientras lo escribía.
      Besos.

      Eliminar
  10. Muy buen relato y me ha sacado una sonrisa, a pesar el tema. ¡Pobre gafe que finalmente terminará de primer plato otro día! Me ha venido a la cabeza el chiste del cerdo con muletas, que se lo estaban comiendo a trozos porque le faltaba el pernil. Un saludo, Paloma, y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con su mala suerte, seguro que se indigestan y al otro día se ponen a dieta rigurosa!!
      Buscaré el chiste, tiene pinta de que merece la pena.
      Saludos, Cristina.

      Eliminar
  11. Tu protagonista ha conseguido elevar al máximo el concepto de gafe. ¡Qué grande, Paloma! Humor negro del bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando se pone, Pablo, lo tiene que dar todo. Y este pobre que ha nacido con madera de gafe, verá como se astilla su talla.
      Un abrazo agradecido.

      Eliminar
  12. Muy buen relato Paloma, llenos de una sátira humoristica que te hace sonreír ante la perspectiva del gafe, aún frente al minuto final de su muerte. Imaginativo y con garra. Me ha gustado mucho y me ha hecho sonreír.Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sonrisa es un premio. Gracias, Carmen, por dármelo.
      Abrazos.

      Eliminar
  13. Es uno de esos relatos que a uno (o al menos a mí) le hubiera gustado escribir, porque es buenísimo y con un humor tb muy bueno que yo no creo que sea negro, salvo si ha desteñido algún caníval, claro. ¡"Mancantao"!
    Un abrazo, Paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isidro, muchas gracias por el elogio, aunque desde que lo he leído, tengo la autoestima por ahí flotando y no sé cómo voy a echarle el guante.
      Malegro, un abrazo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!