Su bebé

Iba por la calle y se desmayó. Unos jóvenes llamaron a una ambulancia. Le dijeron que estaba embarazada y que el bebé venía con complicaciones. La ingresaron. Cuando la enfermera la dejó sola en la habitación, huyó del hospital.

No quería que descubrieran que su bebé no era totalmente terráqueo.
Escrito por Luis Goróstegui - Twitter

12 comentarios :

  1. Nada más bonito que una madre coraje, protegiendo a su retoño de todo mal. ¡Bravo! Aquí estoy emocionada perdida, llorando a moco tendido.
    Que me ha gustado mucho, que ya sabes lo que me gustan la CF y el horror cósmico... Tengo un relato largo con un final parecido, que lo sepas ;) El día que salga por ahí, te lo dedicaré.
    Abrazos veraniegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hace bien poco el matrimonio interracial estaba muy mal visto, causa de enfrentamientos y linchamientos (véase la historia de EE.UU.); confiemos en que, cuando contactemos con otros seres inteligentes de otros planetas, hayamos aprendido de nuestros errores (siempre y cuando sea biológicamente fatible la compenetración entre ambas especies, claro está).

      Eliminar
  2. Interesante vuelta de tuerca a la historia de una mujer que se pone de parto y la llevan al hospital. Esa última frase lo dice todo. Cómo cambia el cuento. Me ha encantado. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que en un futuro este relato no sea tan ficción como ahora. Me alegra que te guste mi micro. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pese a las circunstancias que solo ella conocía -y nosotros al final, gracias al narrador-, quiere ser madre. Tiene un bebé, que desea que nazca y, desde luego, protegerlo. La huida viene motivada por la intuición de que su vida no va a ser fácil en ese mundo en el que desde el principio será diferente. No se le escapa que lo que se desconoce produce miedo, un sentimiento, a menudo, con imprevisibles consecuencias.
    Imaginativo relato, Luis
    Un abrazo y buen verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confiemos que aprendamos a apreciar lo que nos iguala y une y no a destacar lo que nos diferencia y separa; ya se sabe que en la variedad estad está el gusto. Muchas gracias, Ángel. Buen verano a ti también. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Este micro, se presta a muchas interpretaciones sobre la procedencia y esencia del bebé. Y ahí estriba el mérito del relato.
    Me has dejado con la incógnita.
    Suerte y saludos, Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno, que cada lector lo ve de un modo, y se imagina la continuación de un modo particular. me alegro que te guste. Un saludo.

      Eliminar
  5. Clara Guti23/7/18 18:15

    Cómo me gusta lo imaginativos que son siempre tus textos... Gracias por estos minutos de "futurista lectura" tan emotiva.
    Enhorabuena y suerte con abrazo incluído
    Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá lleguemos a un momento del futuro en que este micro tenga más de real que de ficción. De todas formas también hooy en día podemos sacar moralejas de este texto. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Con complicaciones, dicen, pues no lo saben bien!
    Inquietante final...
    Un abrazo Luis.
    Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene con complicaciones, pero viene, y merece la pena hacer todo lo posible para que nazca, aunque no sea como nosotros (todo dentro de la ficción que narra el micro, claro, pero se puede aplicar a otros supuestos de la vida real). Un abrazo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!