Tarde

Todas las tardes visita su tumba con su mejor traje y un ramo de rosas. Le dice que la sigue queriendo, que la ha amado desde siempre. Y regala al viento largos monólogos que formulan idílicas hipótesis de cómo serían las cosas si se hubiera atrevido a decírselo en vida.
Escrito por Ignacio Urtiaga - Twitter

4 comentarios :

  1. Carmelo Carrascal11/7/18 14:05

    Ignacio, muy romántico, en el buen sentido, tu bien trabajado micro.

    Uno que apela al aire y tú al viento. Brisa literaria de verano bienvenida!

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Dicen que los refranes son muy sabios, que "nunca es tarde si la dicha es buena", que "hay tiempo para todo" y que "más vale tarde que nunca", pero ninguno de ellos es cierto. Los momentos pasan y con ellos las oportunidades de hacer lo que se debe. La mayoría de las veces, la rectificación no es posible. De nada le sirve al séptimo de caballería llegar al galope, cuando los indios hace tiempo que hicieron su trabajo y dejaron a los granjeros y sus posesiones hechos unos zorros.
    Un relato sobre la necesidad de no callar lo que debe decirse y, por extensión, hacerse, con un título tan breve como rotundo y eficaz.
    Un abrazo de verano, amigo Ignacio

    ResponderEliminar
  3. Muy buen relato Ignacio, con ritmo suave nos dejas claro que tienes que aprovechar el momento para decir, hacer... sino luego será demasiado tarde.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una indecisión que encauzará una vida. Recuerdos atrapados en un vacío que ya no podrá llenar. Muy bueno, Ignacio. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!