La vida soñada de los otros

Susana soñaba que era un arquitecto de 33 años que se afeita en su casa a las 6:58. Más tarde, paseaba cerca del casino cuando vio a su mujer con otro. De la impresión, Susana se despertó alborotada.

Mientras, en algún lugar de Thailandia, Malai soñaba la vida de Susana.
Escrito por Raquel Tevas Cisneros

6 comentarios :

  1. Un relato que me transporta a cierto punto de irrealidad donde las sensaciones contrapuestas que produce crean un estado verdaderamente sugerente, próximo a la ciencia ficción. Muy estimulante esa posibilidad de ser o vivir en la vida de otros.
    Que sigáis disfrutando del veranito. Un beso, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel Sería genial que nuestros sueños fueran retazos de vidas de otros, pasadas, presentes y futuras ... Y pudiéramos sentir y ver, lo que ellos sienten y arañar su verdad entre los filos de nuestro subconsciente.
      Un abrazo,

      P.d.No estaría mal un poco menos de calor.

      Eliminar
  2. Tu texto, entre otras cosas, me hace evocar (no sabría decir el porqué) ese ¿cuento? de un sabio que se quejaba de que comía hierbas y luego ve a otro recogiendo las que a él le caían. Y también, claro, la peli La vida de los otros. Deseamos vernos en el lugar de otro, en ocasiones por aburrimiento o por afán de aventura, y seguramente si nos viésemos en su lugar, descubriríamos que todos tenemos nuestros secretos y miserias. Yo no soy consciente de querer vivir la vida de nadie, pero si quisiese disponer del "poder" o de la "belleza", por decir algo, de Pedro Sánchez, no creo que estuviese dispuesto a no tener intimidad, a ser insultado todos los días en infinidad de medios, a tener que estar ¿viajando? todo el día, con la sonrisa puesta, dando la mano a personas que no conozco... Buen texto, Raquel; y, como decimos a veces, para reflexionar. Besos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús, desde luego el título hace sin duda un guiño a la película la vida de los otros, una de mis pelis preferidas. Más que vivir en la vida de otros, teorizo sobre la posibilidad de que nuestros sueños sean pequeños extractos de las vidas de otras personas.
      Desde luego, estoy contigo, no viviría la vida de ningún político y si me apuras nunca me metería en política .
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Además de muy bien escrito, un relato que me ha transportado a los sueños de sus protagonistas y que nos hace soñar con los suelos de otras personas.
    Me ha encantado, mama.
    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo.
      Se me ocurrió soñandolo, me desperté e hice un borrador. Luego ya sabes: tijera, tijera, tijera...
      ¡Qué bien suena lo de mamá!😍😍😍💖💖💖

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!