¿Qué sería yo sin ti?

Desde pequeño fui un mar de dudas. Hasta que la conocí. Nos prometimos amor eterno y compartir nuestras vidas. Con ella siempre me sentí firme y resuelto. Al empezar a chochear, decidimos poner fecha a nuestra muerte. Llegado el día, le pedí ser el primero con la pistola. Para asegurarme...
Escrito por Josep Maria Arnau

11 comentarios :

  1. El punto sarcástico que redondea el relato se esboza ya desde la pregunta del título, define al protagonista en la rotunda primera frase y queda patente en ese por si acaso de los puntos suspensivos que cierra la narración magníficamente volviendo al punto de partida: la duda.
    Redondo. Saludos, Josep María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep Maria Arnau25/9/18 0:08

      Muchas gracias por tus comentarios, Manuel.
      Sí, mi idea era volver al principio, pero sin cerrar el círculo del todo... Dejando al lector un margen para la interpretación de lo que finalmente ocurrió.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Buena idea para acabar juntos una bonita vida de amor. Y por si acaso, ante la duda, que sea él el primero en disparar...no vaya a ser que luego no se decida.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep Maria Arnau25/9/18 0:10

      Gracias por pasar a comentar mi relato, Aurora. Después del tratamiento, la aparente curación se desmorona al final.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Dicen que todos podemos cambiar y evolucionar, pero existe una naturaleza propia que siempre estará latente. Tu protagonista comienza siendo un mar de dudas, luego parece mejorar al conocer a una persona muy especial, pero termina como ha empezado, como siempre fue, fiel a su esencia, en esta historia circular en la que todo está escrito desde el principio y de poco sirve intentar variar el guión.
    Interesante semblanza de un personaje auténtico, a la vez que atrapado en su propio bucle.
    Un abrazo, Josep Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep Maria Arnau25/9/18 0:11

      La identidad derrota a la apariencia en situaciones extremas. Muchas gracias por tus comentarios, Ángel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy bueno. En verdad, es triste pero todo el mundo piensa primero en sí mismo. Fíjate, aún diciendo esto, yo soy de los que cree en el amor verdadero, hasta la muerta, hasta no poder vivir sin la persona amada.
    Interesante micro. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Josep Maria Arnau25/9/18 0:13

    Muchas gracias por comentar mi relato.
    Sí, ante una situación de máxima tensión lo que realmente llevamos dentro acaba cogiendo el volante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Eduardo Martín Zurita26/9/18 15:32

    Hola, Josep.
    Excelente texto escrito en técnica circular si no fuera porque nos quedamos con las ganas de saber si el protagonista llega a ser algo (un muerto) sin ella o se echa para atrás de su deisión. La circularidad cede a la apertura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Josep Maria Arnau26/9/18 18:44

    Mi idea era caracterizar al personaje, pero dejar el final abierto. Como tu muy bien has identificado, hay distintas interpretaciones posibles.
    Muchas gracias por tus comentarios, Eduardo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!