Vida

Acabada la tormenta, bajo al parque cercano. El viento agita las ramas de los árboles y una fina lluvia improvisada me alcanza. Sonrío. Los pájaros entonan su melodía. Respiro el aire limpio, con inspiración profunda. El olor de tierra mojada me inunda por completo. Negativo, el resultado ha sido negativo.
Escrito por M. Carme Marí - Web

13 comentarios :

  1. Las buenas noticias nos hacen sentir todo lo que nos rodea de forma distinta. Y eso debería ser siempre !!!!
    Precioso relato M. Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bien cierto. Si pensamos que tenemos algún tipo de problema de salud, y más si puede ser grave, saber que no lo tenemos es todo un alivio. Seguro que el/la protagonista descubre nuevos detalles en esa vida que encuentra en la calle. Tras la tormenta, llegarán los rayos de sol.
      Muchas gracias por tu comentario, M.Luisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La naturaleza, de la que formamos parte, siempre sabia, aunque suene a tópico, sabe manifestar su energía y vitalidad de muchas formas. Tu protagonista, al sentirse identificada con ella, siente satisfacción tras comprender y aceptar que tal vez no era el momento de propiciar otra nueva vida, con todo lo que ello supone.
    La última frase podría interpretarse como algo adverso por sí misma, pero la descripción inicial lo convierte en el mejor resultado, en alivio.
    Un abrazo, Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A diferencia del micro del mes pasado, donde la protagonista miraba el resultado de una prueba de embarazo -que no deseaba-, aquí se trata de una prueba médica, y con el "Negativo" vuelve a la "Vida" del título.
      Como mi relato anterior quedó entre los finalistas, quizá está más fresco en la mente de los lectores y hacer pensar que aquí también se trata de esa prueba (puede ser tu caso?). Pensé en publicarlos como una mini-serie de dos, donde las pruebas dan un positivo y negativo que no siempre generan el mismo estado de ánimo (dependerá de la prueba, del momento vital, etc.)

      En cualquier caso, te agradezco que hayas dejado aquí tu comentario, Ángel.
      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  3. Hola cincuentistas.
    Este mes me toca ser jurado, por este motivo no pasaré a comentar vuestros relatos. Espero que me comprendáis.
    ¡Muchas gracias!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La metáfora se adueña de manera muy hermosa del ambiente del relato que fluye sensorial hasta esa última frase, que es a la vez espoleta del conflicto interior que ha mantenido en vilo a la protagonista y justifica esta explosión de vida que aprecia desplegada a su alrededor.
    Un relato esperanzador, positivo y muy hermoso, MCarme, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito comentario, Manuel!
      Hay momentos en que los sentidos parece que captan el exterior multiplicado por diez.
      Viva el optimismo!!
      Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Josep Maria Arnau20/9/18 16:04

    Alegría y sensación de plenitud, una vez superada la angustia de la incertidumbre. Me ha gustado mucho tu poético microrrelato, Carme. Final sorpresa que lleva a la relectura de la descripción después de la tormenta, para llegar al nuevo y precioso final que inunda por completo (también al lector).
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho si llega al lector esa sensación de contento con la vida que siente la protagonista (con lo que me gusta a mí el olor de la tierra mojada).
      Una abraçada.

      Eliminar
  6. Eduardo Martín Zurita23/9/18 14:00

    Hola, M. Carme:
    De qué manera puede desatarse la alegría tras un agobio interior (ese diagnóstico médico) despejado positivamente, de qué modo se ponen en acción todos los sentidos en torno a un sentimiento de alegría. El parque es un escenario estupendo para que esa estampida vital se produzca, y tú la cuentas de maravilla en esa metáfora sostenida en espera de que luzca el sol para colmo e positividades.
    Enhorabuena y un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eduardo por tu comentario. Ciertamente hay momentos de la vida que parece que se agudizan los sentidos para captar mucho más y que se valoran pequeñas cosas que nos acompañan cada día.
      Un beso!
      Carme.

      Eliminar
  7. El universo conspira a favor cuando estamos felices, pero cuando nos sentimos aliviados tras una profunda preocupación de salud, el universo encaja.
    Muy conseguida la sensación de alivio, Carme, enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, alivio y disfrutar de pequeñas cosas sencillas con más intensidad.
      Gracias Antonio por pasarte por aquí. Un beso.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!