Eternos amantes

Ambos se aman desde que se conocieron. Cada día se adoran en silencio, se desean en silencio. Eternos amantes, sus manos quieren tocarse, sus cuerpos anhelan abrazarse, pero siempre está esa maldita distancia de por medio. Tal vez, si el guarda del museo adivinara su amor, acercaría estas dos estatuas...
Escrito por Sonia Serna San Miguel - Web

3 comentarios :

  1. Pobres amantes! No me quiero imaginar si son de la época clásica griega... siglos y siglos de amor a distancia. Aunque en tu relato hablas de los días, ¿quién sabe lo que puede pasar por la noches? Muy bueno, Sonia, felicidades. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pepe Sanchis, por las noches...se sueñan😉 Muchas gracias por tus palabras. Saludos.

      Eliminar
  2. Josep Maria Arnau29/11/18 13:43

    Sugerente metáfora de amores imposibles por distancias infranqueables. A veces un cómplice externo puede ser la solución. El drama es cómo conseguirlo. Los puntos suspensivos dejan abierta la participación del lector y su interpretación. Enhorabuena, Sonia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!