Quince meses

Abrí la ventana y una brisa de fuego y miel revolvió mi pelo. Reí y también lloré, hasta que, un día, convertido en molécula, volé.

Esta fue la primera página de mi nuevo calendario. Hoy, sus hojas se arremolinan junto a tus besos; y yo, meso mis cabellos y tiemblo.
Escrito por Carles Quílez - Twitter

17 comentarios :

  1. BIENVENIDO DE NUEVO, AMIGO CARLES. Esperemos que te quedes por mucho tiempo.
    Felicidades por tu 50 de 50
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se te echaba de menos, Carles. Un relato lleno de poesía. Un comenzar de nuevo después de quince meses, con todo lo que conlleva. Un relatazo de los que uno no olvida.
    Felicidades por tan magníficos cincuenta cincuenta. Espero que no se haga larga la espera de tu cincuenta y uno.
    Un fuerte abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Pablo, gracias por tu calurosa bienvenida (¿bien regresada?) y por tus amabilímas palabras.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Pilar Garrido Aláez7/11/18 16:34

    Que bonito cuentas el pasar del tiempo con esas hojas y esos besos, me resulta muy poético.
    Gracias por compartir este relato y felicidades por cumplir 50 con él.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia a ti, Pilar, por tu lectura. Me alegro que te guste mi propuesta.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. Precioso, Notinc. Un placer y una gran alegría leerte porque se te ha echado mucho de menos. Cincuenta delicadas palabras que son suficientes para contar la historia de una pena que acaba con una felicidad sabia y prudente, la mejor.
    Para ti, el edelweiss que crece en la cumbre que nunca alcanzan los incrédulos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recojo con cariño, mi querida Patricia, esa flor de nieve y prometo regarla con toda mi credulidad para verla siempre viva. Beso encumbrado.

      Eliminar
  5. Una nueva etapa en la vida, el paso del tiempo y la felicidad. Felices nosotros de volver a leer tus líricas palabras en este gran cincuenta de cincuentas. Feliz aniversario y no nos hagas esperar mucho el cincuenta y uno, Carles. Forta abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, estimada Carmen. La felicidad son las alas que permiten volar al corazón más allá de las nubes. Beso.

      Eliminar
  6. Josep Maria Arnau8/11/18 12:22

    Me ha gustado tu poético microrrelato sobre emprender un nuevo viaje, un nuevo vuelo. Fuego, miel, risas y llantos dejan paso a lo esencial. Un nuevo futuro que captura y a la vez hace temblar.
    ¡Felicidades por tu relato 50!, Carles. Tiene aroma de nueva etapa también en cincuenta.
    Una forta abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep Maria, por tus amables palabras. Como decía más arriba, seguiré cincuenteando. Esta página es un hogar cuya lumbre y calor echaba también a faltar. Abraçada.

      Eliminar
  7. Tu cincuenta cincuenta se ha hecho esperar, pero ha merecido la pena. Bello, muy bello este delicado texto, mi apreciado Notinc. Seguro que no me equivoco si digo que a muchos de los que frecuentamos este sitio al ver tu nombre bajo el texto se nos ha alegrado el alma. Un gusto tenerte de nuevo entre nosotros. Felicidades y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beso grande, Matri. La belleza está, sobre todo, en el corazón del que mira.

      Eliminar
  8. Qué preciosidad de relato. Qué bonita forma de contar. Reir, llorar, ser molécula... Me encanta.
    Felicidades por tus 50 50!!
    Un petó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres preciosa, Carme. Gracias por tu energía.
      Petó.

      Eliminar
  9. Delicado, intenso, permanente; así llega tu texto, en hordas de moléculas que estimulan los receptores del deleite y recuerdan lo mucho que se te ha echado de menos.
    Felicidades por tus 50 dosis de talento, Carles, y espero poder felicitarte por tus primeras 100.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!