Metamorfosis

Tumbado en el catre, miraba un desconchón del techo. Llevaba horas allí. Fue hacia la ventana, pero Franz no veía caer la nieve. La frase surgió y la atrapó. Se sentó y escribió toda la noche como un autómata. Amanecía cuando regresó a la cama, enfebrecido, exhausto y completamente feliz.
Escrito por Valle

2 comentarios :

  1. La inspiración, ese raro momento que a veces toca a ciertas personas, es capaz de suscitar una actividad creativa impetuosa, como es el caso de tu protagonista, convertido de repente en una máquina engrasada para escribir una historia determinada. Franz Kafka imaginó a un hombre que amanecía convertido en insecto tras un sueño intranquilo.
    Buen homenaje a un clásico imprescindible.
    Un saludo, Valle

    ResponderEliminar
  2. ¡Voy a tumbarme un rato a ver si me surge la inspiración! Si ese es el truco para escribir la Metamorfosis, me pongo manos a la obra inmediatamente. Me ha gustado tu homenaje a Kafka. Un abrazo, Valle.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!