Lenguaje de signos

Sentado en un banco del parque, mecía lentamente los pies si quien pasaba junto a él le resultaba indiferente, mas los iba acelerando cuando la persona era de su agrado. Al hacerlo su nueva vecina, se enredaron en un baile tan fulgurante que empezó a volar sin visos de aterrizaje.
Escrito por Pablo Núñez - Twitter

14 comentarios :

  1. Es absolutamente cautivador el ritmo que se crea con el lenguaje de la silla y los pies.
    Enhorabuena, Pablo

    ResponderEliminar
  2. Maria Galerna4/1/19 15:39

    ¡Oh! ¿Tú también lo viste?
    Genial tu micro y esa manera que tienes de meternos en los escenarios que "pintas".

    Un abrazo, Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con Manuel y María, yo también he "bailado" con tu relato. Qué bonito está escrito. Una gozada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Carmelo Carrascal4/1/19 19:07

    Estupendo, Pablo.

    Cuando los pies se vuelven alas.

    Esa aceleración sobrevenida que emborracha su corazón y agita frenéticamente sus pies, da una idea de la incalculable fuerza que puede llegar a desencadenar una imagen si va cargada de deseo.

    Al punto de que tu personaje se agita por los pies, levita, flota en el aire, emprende una fuga hacia no importa dónde; no le importa a él, quiero decir.
    Porque la magia de ese "baile tan fulgurante" le hace soñar. Y el amor verdadero se nota en que propulsa los sueños.
    Vaya, vaya, con la nueva vecina, es fácil adivinar que no es una vecina cualquiera...

    En fin, una gozada literaria, Pablo.
    Que el año recién estrenado te vaya de cine.

    ResponderEliminar
  5. En tres líneas y media has colocado una bonita historia. Me ha hecho sonreír, sobre todo cuando he pensado que yo puedo intentar hacer lo mismo en el parque. Pero no creo que la fómula funcione en mi caso. Ya contaré.
    Hasta el próximo texto y buen año literario, Pablo.

    ResponderEliminar
  6. Un fotograma parece tu micro.
    Me ha encantado, amigo
    Mucha suerte
    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Josep Maria Arnau5/1/19 23:59

    El lenguaje no verbal muestra en vez de decir. Su potencial expresivo es enorme y puede superar a la del lenguaje verbal, como muestras magistralmente en tu microrrelato. Enhorabuena, Pablo.
    Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
  8. Es un lenguaje que a diario practicamos voluntaria e involuntariamente y, sin que nos demos cuenta, decimos mucho más de lo que nos gustaría decir. Todo un mundo no descubierto en su totalidad.
    Magnífico relato.
    (Has visto que hoy no he dicho "mancantao", eh? Me ha costado pero lo he conseguido!)
    Un fuerte abrazo, campeón.

    ResponderEliminar
  9. Son las cosas que tiene la "comunicación no verbal".
    Muy bueno, Pablo.
    Feliz 2019. Besotes

    ResponderEliminar
  10. Relato de altos vuelos, como todos los tuyos por otra parte, un micro lleno de imaginación y buen hacer que a lo largo del mismo se va elevando con el protagonista, llevándonos a las alturas con él.
    Solo espero que a tu protagonista no lo haga aterrizar la vecina, más bien espero que ella lo acompañe en su vuelo al infinito,
    Ayer envié un relato y me ha contestado Alex que no admite nuevas publicaciones, una verdadera lástima, me gustaría haber seguido leyendo las tuyas, que nunca decepcionan, por otra parte, no quiero que se me escape la oportunidad de agradecerte que desde mi primer micro hayas estado ahí con tus siempre amables y elogiosos comentarios (bastante más de lo que en buena lógica sería justo) era como si Pablo no me comenta es que no he publicado.
    Espero que nos leamos en algún otro lugar, mientras tanto recibe un fuerte abrazo.
    Manolo.

    ResponderEliminar
  11. "¡A bailar!" dicen mis pies cuando leen tus relatos. Ese ritmo es puro swing de abecedario, de armonía de palabras, de sentido al componer, es música y, a la vez, magia, ilusión que alcanza el arte de contar sin necesidad de decir nada más que aquello que es capaz de hacernos sentir. Siempre hubo y habrá maestros y aprendices. Sepa usted, querido Pablo Núñez, que este alumno se nutrió durante muchos meses de sus palabras para disfrutar y aprender.
    Ha sido una gozada compartir este espacio contigo y otros grandes de la página. Quién me iba a decir que aquel encuentro casual contigo en Sevilla me llevaría a esta aventura de crear gigantes con sólo cincuenta palabras.
    Esto es una semidespedida. Un hastadespués. Que no cunda el pánico. Antes o después vamos a encontrarnos.
    Gracias, maestro. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Echaré de menos estos cincuenta palabras de enorme humanismo, Pablo. Esa capacidad tuya para captar las pequeñas cosas y vestirlas con el lenguaje de las sensaciones comunes, de la afectividad que a veces nos hace ser seres convalecientes y otras, cuerdos quijotes.
    De ti he aprendido un montón de cosas. Sobre todo que la sencillez puede ser muy compleja, rica y diversa, y que la buena gente, que además rezuma talento, es uno de los mejores regalos que uno puede encontrar.
    Nos veremos muy pronto, Pablo.
    Mientras, te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Una definición de cuerpo humano podría ser: prolongación física de nuestra alma que a veces funciona por su cuenta, por mucho que queramos gobernarlo. Tu personaje es un claro ejemplo, que me ha hecho verme a mí mismo en la adolescencia, cuando me enamoriscaba, me temblaba el labio y no sé cuántas cosas más.
    No te comenté en su momento pensando que sería jurado, ahora que ya sé que no, solo quiero decirte una vez más que uno de los "culpables" por los que tanto he disfrutado de Cincuenta Palabras han sido tus relatos, tus comentarios y ese hálito de buena persona, que se siente en cada una de tus letras.
    No añado más porque tú ya lo sabes, pero no he podido por menos que decir algo, pensando que ya será de las últimas cosas que te diga por aquí, por suerte, no a través de otras vías.
    Un abrazo fuerte, Pablo

    ResponderEliminar
  14. Me abruman vuestros comentarios. En cuanto tenga un ratillo de tranquilidad, os iré contestando. De momento, mil gracias.
    Pablo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!