Las Guerras del Martillo: Señores de la descomposición (IV)

Al vidente gris no le importaba contribuir a la gran guerra, ni los planes secretos del Conde Elector. Sólo ansiaba alcanzar una elevada posición en el consejo de los 13. La distracción de la puerta había servido para acceder por los corredores skaven.

Pronto el clan pestilens infectaría ese territorio.
Escrito por Raquel Tevas Cisneros
Parte I | Parte II | Parte III | Parte IV | Parte V

23 comentarios :

  1. Como creo que le pasa a otros compañeros, la fantasía no es lo mío. Aun así, disfruto sin problema alguno con la sonororidad, poder de sugestión y buena factura de tus textos. Enhorabuena, Raquel. Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús. Para mi es un reto y un juego, traer otros tipos de géneros al universo microrrelato. Aunque mi preferido para relatos breves sigue siendo el suspense, y el terror... se adapta muy bien,para hacer un giro final, crear intriga. Pero, ya ves cualquier otro género se puede, incluso éste, cuya principal característica son las descripciones infinitas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Madre mía! No he tenido más remedio que acudir a San Google para conocer estos mundos en el que nos introduces. Mundos paralelos, muy sugerentes. Un abrazo, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues hay muchísima bibliografía al respecto. El vidente gris es un hombre-rata o skaven, una especie de hechicero, que está detrás del asedio a la fortaleza enana, junto con el Conde elector (humano), en una especie de efecto domino para pillar por sorpresa a las fuerzas del orden (humanos, enanos, elfos..), y que reine la oscuridad en el viejo mundo.
      Gracias por seguir mi Saga.
      Un abrazo Pepe.

      Eliminar
  3. Estos Señores de la descomposición no auguran nada bueno y más con la frase final de tu relato.
    La aventura en estos mundos fantásticos continúa Raquel...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el clan pestilens, como su nombre indica, es el más putrefacto de todos los clanes de la raza Skaven. Esos territorios entrarán en descomposición en breve.
      Un abrazo querido Javier.

      Eliminar
  4. He tenido que retroceder a los meses anteriores para empaparme de esta guerra fantástica en su género y en su composición. Enhorabuena, Raquel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme Salvador.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  5. ¡Qué rebueno, Raquel! Cómo admiro tu arrojó al lanzarte a crear una saga, para mí es algo muy difícil, y que esté tan bien escrita. Y que sea divertida. Y que tenga ganas de que llegue tu relato cada mes.
    Genial el relato, título incluido, con ese final tan pestilens.
    Un besazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡GUuuauuu! Gracias querido Pablo. Leerte a ti, también es un placer.
      Un beso.

      Eliminar
  6. La guerra y la política se parecen, todo transcurre en función de estrategias e intereses, unos pocos actores ejecutan sus movimientos sin pensar demasiado en las consecuencias, que afectan a muchos. Aunque sea en una contienda de fantasía siempre hay alguien que pierde, como los habitantes de ese territorio infectado, mientras que unos pocos pugnan por repartirse el poder. Todos juegan sus cartas y suele ganar el más fuerte.
    He vuelto a leerlo desde el principio y quiero felicitarte por este ejercicio literario nada fácil.
    Un abrazo, Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel de ❤️. Si el territorio de los Enanos (las montañas del fin del mundo) echado a perder, y con el las espadas, escudos, armaduras etc etc Los humanos están en desventaja para lo que se les viene encima.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Coincido con los compañeros en el mérito que tiene esta saga fantástica adaptada al pequeño mundo del microrrelato. Ya me voy familiarizando con los personajes, pero este relato no he podido evitar leerlo en clave política. Ese clan pestilens tiene un olor reconocible.
    Un beso, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Al final mi querida Carmen, el mundo de fantasía es tan solo un reflejo de aquello que está al otro lado del espejo, en nuestra realidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Estas guerras tiene la propiedad de la absorción. Te transladan sin darte cuenta a un mundo vibrante y apasionante. Espero que hayan muchas más partes, me gustan los viajes a la imaginación.
    Un abrazo, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio. Quedan dos partes para terminar la Saga.
      Otro abrazo para ti también.

      Eliminar
  9. Veo que en el mundo de Warhammer, como en el nuestro, siempre hay gente dispuesta a fomentar las guerras y sacar provecho de ellas, con la diferencia de que en tu saga todo es disfrutable. Hasta los pestilens. Espero.
    Muy bueno, Raquel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Maldito vidente gris! Se parece a un político español cuyo nombre omito.
    Estas guerras del martillo me tienen cada vez más intrigado. Y sólo puedo saborearlas en pequeñas dosis.
    Saludos, Raquel

    ResponderEliminar
  11. Leeré los otros relatos, pienso que me perdí alguno, este, así sin más, ya me tiene intrigada y ahora mismo voy a buscar los anteriores. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  12. Enrique Caño10/12/17 16:35

    Felicidades, Raquel. La fantasía es un género muy complicado y tú has creado una maravillosa saga cargada de creatividad y originalidad.
    Cada micro en sí mismo es fantástico -y nunca mejor dicho-.

    Besos. Enrique

    ResponderEliminar
  13. Reconozco que no había leído los anteriores, y he ido a hacerlo antes de leer este. Me gusta tu saga, esos mundos imaginarios en los que vuela de forma perfecta tu fantasía, y la nuestra el leerlos. Dicho esto de lo que va de saga hasta ahora, te apunto lo que había reseñado de esta, en modo virginal, antes de leer las otras: ¡que en cincuenta palabras has tenido el poder de un martillo para plasmar un auténtico mediometraje!. ¡Que poder de concreción y de convocatoria en tres líneas y media". Me voy a esa guerra, pero no sé qué personaje elegir. Un abrazo, Raquel.

    ResponderEliminar
  14. Una nueva entrega donde traición y ansias de poder se dan la mano. Tejes una vibrante tablero para el encuentro de los contendientes. Un abrazo, Raquel.

    ResponderEliminar
  15. No es por nada pero este mundo de ficción es muy parecido a lo que hay por aquí... al final todos quieren el poder, por muy ratas que sean...
    Trepidante, Raquel, enhorabuena.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!