Enanitos en Consejo

Comenzó con el orden del día: desalojar a aquella mujer que se había instalado intrigantemente en su casa. Sabio, el presidente, manifestó que el desahucio estaba mal visto y además era imprudente por riesgo de escrache. Pero una anciana asesora aportó una siniestra solución.

Después votaron. Tímido optó por abstenerse.
Escrito por Mª Jesús Rodríguez

22 comentarios :

  1. O sea, que en realidad era así el cuento. Ahora caigo por qué cuando la bruja lleva a Blancanieves la manzana envenenada con magia negra los enanos se habían ido a trabajar a la mina, qué desagradecidos, compincharse con la bruja contra una princesa a quien tenían de asistenta y sin salario.
    Bien llevado este cuento clásico hasta los problemas de hoy.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así era, o así pudo ser, Ángel. Algunos tacharían a esos enanitos de ingratos, autosuficientes e incluso de misóginos. Pero ellos sólo estaban defendiendo su territorio...
      Gracias por tu comentario y un saludo.

      Eliminar
  2. Revisión de un clásico de la cuentística tradicional que da miedo por lo actual de su contenido.
    ¡Bravo, María Jesús! Va mi 'Me gusta' y mi manifiesta solidaridad con la okupa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una revisión de este clásico en el que la pobre okupa no debió de terminar nada bien. Que le pregunten a la asesora...
      Me alegra que te guste el cuento, José Antonio. Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Felicidades por tu décimo cincuentapalabra aniversario y por tu relato!

    Como ha dicho Ángel, ha sido un acierto traer a Blancanieves a nuestro presente. Siguiendo la idea, me imagino al príncipe azul vestido con una toga de abogado de oficio.
    Saludos



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Notincgas, estás en todo...
      A buen seguro que la pobre mujer ya está metida en abogados.
      Un saludo para ti.

      Eliminar
  4. Muy bueno, MJ.
    Acabo de leer que en el cuento original los enanitos eran ladrones que se escondían en una cueva. Así que tu versión aporta un granito más a la triste historia de Blancanieves.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno reinterpretar, dar vueltas a las cosas y sugerir otros finales. Que alguien se anime y busque otro papel para Blancanieves, más que nada para que no se encasille... Je, je, je.
      Muchas gracias, Patricia, por tu aportación.

      Eliminar
  5. Aunque era Sabio y era presidente... yo creo que era enanito mental. ¿No?
    Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo, Isidro, que como buen enanito, lo tendría todo pequeño.
      Gracias y suerte.

      Eliminar
  6. GIL HERNANDO DE SANTIAGO25/10/14 18:34

    Original y divertido. Cada cual queda en su sitio.
    Buena lección de literatura y democraccia.
    .
    -

    ResponderEliminar
  7. MJ:

    Gran relato y creo deja al vuelo la decisión qué se ha votado: ¿el desalojo o el asesoramiento de la anciana?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Saltimbanquin, realmente el final queda abierto a la interpretación de cada cual.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  8. Sólo es una nueva visión del cuento tradicional. Cada cual que saque sus conclusiones.
    Muchas gracias por tu opinión, Gil. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola María Jesús, como siempre un gran acierto. Pero me pregunto al hilo del "cuento": El movimiento asambleario se ha inventado para "aupar" al líder?, ahí lo dejo.
    Enhorabuena una vez más por tu ingenio y agudeza. Un abrazo de Abilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho, querido Abilio, que en esas lides tú eres el especialista. Ahí te la devuelvo.
      Muchas gracias por tu generosa valoración. Un abrazo fuertote.

      Eliminar
  10. Un cuento clásico y a la vez una historia tan actual. Me ha encantado cómo lo has expuesto, te felicito.Creo que da para una segunda parte, que sepamos cómo acaba la ocupa.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un conflicto muy de actualidad pasado por el irónico tamiz del cuento. Habrá que pensar eso de la segunda parte...
      Muchas gracias, Malu, por tu aportación. Besos.

      Eliminar
  11. Tiene muchísimas lecturas. Yo me quedo con la de que hay que librar a la democracia de los manipuladores, entre otras muchas cosas.
    Un abrazo, Mª Jesús. ¡Me gusta!
    Enrique Mochón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tú, la mayoría estamos hartos de tanto atropello, de manipuladores y asesores siniestros... lo estamos viendo cada día.
      Me alegra que te guste, Enrique. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un conflicto de actualidad hecho cuento, o un cuento que trasluce parte de esa cruda realidad de los desalojos... En cualquier caso es un buen relato con dosis de ingenio y muy perspicaz.
    Un saludo.
    José Luis

    ResponderEliminar
  13. Como la vida... igualito, que no deja de ser un conflictivo cuento más o menos bien contado.
    Me alegro de que te haya gustado, JL. Saludos.

    Mª Jesús

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!