Meterse en el papel

Cada noche llamaba a una puerta diferente, a veces repetía. Pedía angustiado un techo donde pasar la noche y comida para sofocar mi hambruna.

Después cambié mi ático en Madrid por un chalet en Miami, allí comenzó el rodaje de mi nueva película. Desde entonces, no hago cosas tan divertidas.
Escrito por Tony Montes

11 comentarios :

  1. Antonio B.17/8/15 15:03

    Me ha gustado tu versión de hombre rico-hombre pobre, Tony. Sobre todo lo bien marcada que dejas la ligereza con la que a veces nos tomamos las necesidades ajenas, lo fácil o difícil que resulta vivir según el lado en el que te encuentres.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes19/8/15 0:55

      Ojala todos pudiesemos tener esa facilidad. Muchas gracias Antonio por tu comentario.

      Eliminar
  2. Curiosa forma de entrenamiento de un actor. Creo que se la jugaba con su conciencia por "engañar" en un tema tan sensible, pero para tener remordimiento de conciencia, hay que tenerla.
    También se jugaba un par de... palos si le descubren que es un actor rico jugando con los sentimientos ajenos.
    Muy atrevido, digo, muy bueno tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes19/8/15 0:56

      Gracias Isidro. Supongo que no seria muy buen actor ya que no lo conocian demasiado aunque estuviese bien metido en el papel.

      Eliminar
  3. Original historia, bien plasmada en 50 palabras.
    El actor, un impresentable en toda regla.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes19/8/15 0:58

      Te doy toda la razon Carme. Un impresentable en toda regla. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Es lo que pasa cuando se tiene todo, no se valora ni se disfruta lo que se tiene y acabas tan hastiado que solo encuentras diversión en las penurias de los demás. Muy bien plasmada la idea, Tony. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes19/8/15 1:00

      Lo que pasa con gente asi es que hace que no creas a quien de verdad lo necesita. Gracias Matrioska por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  5. Se metió en el papel de indigente consciente de que, más pronto que tarde, terminaría de nuevo en su acomodada vida. No sé si será un buen actor y si en la película terminará luciéndose, pero, desde luego, para mí es una mala persona...
    Hay otras muchas formas, más decentes y humanas, de conocer cómo viven otras personas sin tanta fortuna, sin tener que llegar a insultarlas con una vil copia de sus vidas.
    Va mi "Me gusta" y con él un saludo muy cordial. Enhorabuena por tu historia, Tony.

    ResponderEliminar
  6. Un actor que juega a ser otro y a pedir ayuda en vez de ayudar. Un actor que nunca será protagonista de una buena acción.
    Buen micro, Toni.
    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
  7. Cuando uno no se divierte con su vida, mala cosa: suele meterse en las vidas ajenas o comprarse un ático en Miami para tener mejores vistas de su desgracia.
    Bien contado
    Un saludo, Tony

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!