Fábula inversa

Después de vivir durante muchos años libre y feliz como toda una reina, conociste a aquel despiadado príncipe azul que te pintó toda clase de monstruos imaginarios, para poder encerrarte en su sombrío castillo hasta el fin de la historia.

Hoy para él no eres más que una malvada bruja.
Escrito por Daniel Castillo
(Anónimo hasta febrero)

23 comentarios :

  1. Para algunas parejas les sucede una "Fábula inversa" una vez concluido su matrimonio luego de algunos años.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo micro o cómo darle la vuelta a un cuento clásico. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me agrada mucho el juego que se da en este relato, rompiendo los estereotipos de los cuentos de hadas. Sólo espero que no vivan infelices para siempre.
    Saludos, anónim@.

    ResponderEliminar
  4. Esta fábula inversa y aún con base de cuento creo que habla de una realidad demasiado cruel, esos hombres maltratadores que destrozan a sus mujeres psicológicamente y les hacen creer lo que no son, empiezan como princesas y las convierten en brujas, les anulan su voluntad.
    Muy buen relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas realidades están más cerca de esta fábula inversa que de un cuento con final feliz. Final muy feliz deseo para este micro por su acertada idea y ,mejor todavía, forma de plasmarla. Estupendo micro. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Está fábula inversa suena, desgraciadamente, a realidad.
    Gran título que envuelve a todo el relato.
    Un saludo.
    Pablo

    ResponderEliminar
  7. Cómo el nombre del autor es mucho afinar, yo apuesto porque éste también está escrito por una mujer. No sé, lo mismo luego me llevó alguna sorpresa.

    El relato es triste, pero sucede más que los cuentos de hadas... Si alguna vez me encuentro en una fábula inversa así, espero lamer un sapo y que me despierte de tan macabro encantamiento. Jajaja

    Buen micro

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/1/16 8:12

    Sí coincido con los compañeros en que por desgracia esta fábula inversa es más frecuente de lo que desearíamos.
    Algunos príncipes se acaban convirtiendo en ogros y la princesa en un ser desgraciado y anulado el resto de su existencia.
    Buen micro. Feliz año,Carmen de Gloria Arcos

    ResponderEliminar
  9. Muy buen micro. Hoy en día los príncipes ya no son azules, sino negros.

    ResponderEliminar
  10. !Que bueno! ¿Se lo escribe al espejo?
    Casi real, salvo la realeza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Ni todos los cuentos tienen un final feliz, ni los personajes están hechos de una materia plana que los convierte en totalmente buenos o malos. Ilusiones, matices, excepciones, decepciones, cambios, malos tragos... un relato como la vida misma.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen Hinojak7/1/16 18:46

      Facil es la vida del enamorado, cuando todo lo ve rosa.La rutina convierte el oro en cenizas. Me gusta tu relato.

      Eliminar
  12. No todo cuento termina feliz, ni toda la vida se espera comer perdices para siempre. Un príncipe azul que se transforma en ogro y una princesa arrinconada por verla al paso del tiempo envejecida y bruja.
    Buen cuento, digo....50
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Existen muchos principes malvados, que convierten a princesas felices en brujas desgraciadas.
    Una forma muy original de plantear el tema de la violencia de género.
    Muy bien contado el cuento, aunque contiene mucha realidad.
    Me ha gustado mucho.
    Enhorabuena. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me gusta el relato, una versión negativa de un cuento de hadas (o la sombra de un cuento de hadas), muy acorde en estos tiempos.
    Saludos y felicitaciones.

    ResponderEliminar
  15. Ojalá los desengaños pertenecieran solo a fábulas inversas y nunca cruzaran la línea que los separa de la realidad. Pero presiento que ya es demasiado tarde.
    Me gustó ver al cuento clásico patas arriba :-D
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Las fábulas y los cuentos siempre han sido diseñados a la medida de nuestros sueños, miedos o deseos. Veo en tu relato una eficaz y magnífica forma de contar las consecuencias de una cuidada y sobreprotegida infancia que impide lidiar con una realidad que a menudo viene oscura y oculta bajo una piel de cordero y agasajos.

    Buen relato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Coincido con la mayoría de los comentarios, por desgracia esta fábula es la realidad de muchas vidas.
    Está perfectamente contado, felicidades.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  18. Un cuento más que cotidiano, una moraleja malvada...
    Besicos

    ResponderEliminar
  19. ¿Y esta bruja malvada no tiene un recetario de hechizos y pócimas? Porque la fábula será inversa, pero nadie dice que hayamos llegado al principio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Un cuento que se repite con demasiada frecuencia. Es curioso cómo al final de la historia muchos sapos acaban por recurrir a ese personaje mentándole en sus ofensas. Me ha gustado mucho el micro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Podríamos decir que tu relato es la deconstrucción de una fábula o de un clásico infantil, si no fuera porque la sensación que deja en boca no se corresponde con la de estos, sino con la más cruda y prosaica realidad.
    Me ha gustado. Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
  22. Después de vivir mucho tiempo en el castillo de los padres, se encuentra a un príncipe que no es tan azul como lo pintan y... colorín colorado este cuento se ha estropeado.
    Por suerte, la vida es como un libro recopilatorio, y normalmente podemos pasar página y empezar una nueva historia.
    Me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!