Fondo de armario

Advertida por su madre y aconsejada por su estilista, guardaba dos básicos para el día a día, otro negro para actos importantes y uno extravagante para eventos divertidos.

Amante de los modelos, decidió ampliar el vestidor sin gastar demasiado dinero. La sorpresa fue encontrar a su marido haciendo la chapuza.
Escrito por Malu

50 comentarios :

  1. Malu a lo mejor me equivoco, lo más seguro, pero mi imaginación me lleva a pensar que esta mujer más que vestidos, lo que tiene de "fondo de armario" son hombres, y claro al final para no gastar mucho lo mejor era recurrir al marido, jajaja.
    A mi Malu me ha encantado por lo original y por el "fondo de armario" que yo veo. Me ha gustado mucho.
    Besos Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Dios mío, qué tarde voy este mes! Pero voy a contestaros a todos.
      Mil gracias Javier, hacía mucho que no escribía nada con un toque de humor y ya tocaba.
      En defensa de la amante de los modelos, solo diré que ella solo se dejaba guiar por sus consejeras...
      Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Malu.
    Es este un micro que, como el armario al que alude su título, guarda muchos significados. ¿Hablamos de modelos de tela o de carne y hueso? ¿Del vestidor entendido como el lugar para vestirse y guardar las ropas o de las prendas mismas?
    Lo cierto es que esta ágil polisemia me ha gustado mucho y me ha dejado de muy buen humor.
    Un abrazo, Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si este armario hablara, daría para escribir un libro, querido Vicente. Me alegra enormemente que te haya dejado de muy buen humor, siempre he pensado que es más difícil hacer reír que llorar. Así que me doy por satisfecha.
      Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  3. Yo también entiendo que esas prendas de quita y pon, unas más de diario, otras para ciertas ocasiones, son equiparables con hombres. En una situación así, al tirar de fondo de armario para seguir combinando sin demasiado coste, sólo podía encontrar a alguien un tanto pasado, al que, de tanto uso, ha terminado por relegar en beneficio de nuevos modelos. Es de temer que los años de convivencia hagan que esta realidad sea difícil de esquivar, que todos acabemos por ser el fondo de armario de alguien, aunque mejor permanecer en esa reserva latente que terminar en la basura de forma definitiva.
    Seguro que me repito con estos dos adjetivos, pero ahí van: Simpático y original, en línea con su autora, a quien también se le pueden aplicar.
    Un abrazo, fuerte, Malu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas prendas, prendas son, unas de tela y otras de carne y hueso.
      Qué bien lo explicas querido Ángel.
      Y yo te agradezco tu comentario junto con los halagos, lo único que rectifico es lo de mi originalidad, porque estoy un poquito caduca, pero me actualizo rapidísimo... ja, ja, ja...
      Un beso fuerte.
      Malu.

      Eliminar
  4. Malú, juegas con nosotros y con el doble significado de las palabras.
    Me has hecho sonreir con lo de la chapuza del marido! Jajaja!
    Enhorabuena! Me ha gustado!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un juego divertido, no podía resistirme a contarlo.
      De verdad que me alegra enormemente haceros reír, ya que como he dicho antes, me parece muy difícil.
      Un beso grande Pilar.
      Malu.

      Eliminar
  5. Ay, qué fondo de armario tan socorrido se ha buscado la dama. Y es que las mujeres nunca tenemos suficientes trapos. Genial y picarón,alu. Un beso y mi enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja...
      Las mujeres somos así, sabemos que hay que tener un fondo de armario completito.
      Mil gracias, querida Belén.
      Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  6. Muy bueno el giro final, cuando menos lo esperábamos.
    Toda la suerte, Malu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos maridos, son imprevisibles.
      Mil gracias María Jesús. Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  7. Por algo digo que eres mi inspiración, Malu. No voy a decir lo que pienso porque no quisiera contaminarlo, pero me parece genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga, tocayo, si soy su inspiración voy a tener que pedir parte de sus premios... ja, ja, ja...
      Tú puedes contaminar lo que quieras, por lo menos en los comentarios de mis relatos, me gustaría saber lo que piensas, pero me conformo si te parece genial.
      Un beso grande, sabes que te aprecio mucho y me alegra que hayas pasado por aquí.
      Malu.

      Eliminar
  8. Genial, Malu. Divertido y muy original. Me encanta la polisemia "amante de los modelos". Seguro que tiene mucho gusto esa chica, espero que el marido no haya quedado tan mal, después de todo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Polisemia por doquier, de eso se trataba esta vez. Habría que preguntar cómo resultó ese intento del marido, de repente experimentó un cambio, ¡quién sabe!
      Un beso grande Asun.
      Malu.

      Eliminar
  9. Carmen Hinojal11/6/16 10:25

    Hola Malu. Yo le he visto otro significado oculto al micro. El marido, aun no ha salido del armario. No ha podido reconocer ante ella como le gusta vestirse de mujer. Es un micro que da para mucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ajá...! pues claro que sí Carmen, era una de las posibilidades. Me encanta que lo hayas visto así y que pienses que el micro da para mucho, pues esa era la intención, que se salieran varias lecturas.
      Mil gracias por pasar, un beso enorme.
      Malu.

      Eliminar
  10. ¡Que buen relato, Malu! Utilizas el doble sentido de forma muy equilibrada y sutil - como ese 'advertida por su madre' o la manera en que aparece el marido en escena-

    Un relato original, divertido y narrado con mucho oficio. Has creado una auténtica delicia que se disfruta más cuando se relee. Enhorabuena, artista. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, muchas gracias Antonio! Es que este armario tiene doble fondo y doble sentido los modelos que guarda.
      Mil gracias por tus amables comentarios.
      Un besazo de vuelta.
      Malu.

      Eliminar
  11. Los básicos pueden lucirse con placer pero, tal vez, el vestido que la viste con sinceridad y amor sea el chapuzas de su marido, jajaja. Muy original y mordaz micro, Malu. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito lo que dices Salvador! Y no te falta razón, quizá deberían valorarse más esas chapuzas caseras que los lujos externos.
      Mil gracias, un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  12. Tu protagonista es muy lista, bien asesorada va cambiando de básicos, pero siempre deja en ese fondo de armario al que tiene más visto y que le gustaría reemplazar, pero que nunca tira “porsiaca”. ;-) Muy logrado el micro, Malu. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matri, es muy importante estar bien asesorada, los básicos están bien pero hay que tener en el fondo ese "porsiaca" (me encanta el palabro).
      Muchas gracias por pasarte, te mando otro besote de vuelta.
      Malu.

      Eliminar
  13. Yo pienso como Carmen Hinojal, que el marido no había salido del armario y ella no lo sabía. Sorprendente, en cualquier caso, simpático y original, Malu, como siempre.
    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mª Jesús, tu punto de vista, como el de Carmen, es tan posible como, como real. Una de las posibilidades que deja este cincuenta.
      Mil gracias, amiga, te mando un beso enorme.
      Malu.

      Eliminar
  14. M. Jose Franqueza12/6/16 22:40

    Malu he leído tu micro varias veces, no acababa de entender que hacia el marido haciendo la chapuza. Al leer los comentarios lo he visto clarísimo. Estoy de acuerdo con quienes piensan que el marido está dentro del armario,algo impensable para ella, de ahí su sorprera. Pobre mujer, que terrible escena ha tenido que soportar. Enhorabuena Malu, me ha gustado mucho. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El marido, mi querida Mª José, tiene tanto que hacer... que igual lo que le pasa es que se ha perdido... ja, ja, ja...
      Un beso grande amiga.
      Malu.

      Eliminar
  15. Maravillosamente retratada la frívola existencia de esta mujer, contando solo lo necesario, algo que siempre me ha parecido dificilísimo, y dejando un espacio también para conciliación con el personaje a través de la inesperada aparición de ese "insatisfactorio" marido. Así al menos lo entiendo yo, si bien me ha ayudado bastante la sagacidad de otros compañeros.
    Enhorabuena, Malu. Qué bien escribes.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Enrique, mira, tú has añadido el adjetivo frívola a la protagonista, que hasta ahora no había salido... Muy bien visto, sí señor.
      Mil gracias, te mando un beso bien fuerte.
      Malu.

      Eliminar
  16. Doble sentido, polisemia y escritura excelsa, además de dejar miles de interpretaciones en el aire. El título es una gran arma que has sabido encajar perfectamente.
    Un beso.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres excelso y generoso, querido Pablo. Según iba escribiendo el relato intentaba que fueran posibles varias interpretaciones.
      Mil gracias, como siempre, por pasar de forma tan cariñosa.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  17. Yo me habría esperado a las rebajas, que seguro que habría dado con alguna ganga y se habría librado de reciclar viejos trapos (je, je, je). Me sigue haciendo reír tu historia, Malu.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja... Fina, ya lo he comentado por ahí arriba, me parece muy complicado hacer reír, así que me siento satisfecha y muy agradecida.
      Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  18. A ver qué chapuza le hace el marido... ¿Y si se ha puesto las pilas y resulta estupendo? Igual luego le sobran los modelos!!
    Buen juego de interpretaciones nos dejas, haces trabajar al lector ;-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siempre podrá vender los modelos en wallapop, desde que existe el mercado de segunda mano, no hay que guardar nada que no se quiera, que luego ocupa mucho en los armarios y no deja espacio para lo importante.
      Un beso grande M. Carme y gracias por pasar.
      Malu.

      Eliminar
  19. Me muero por un vestidor como el tuyo, Malu. ¿Tendremos la misma talla? ;)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues teniendo en cuenta lo ideales que somos, seguro que sí Margarita.
      Un beso enorme de vuelta para ti.
      Malu.

      Eliminar
  20. Hola Malu, me gusta el título que le da el sentido al micro y el micro en sí. También creo que tiene un sobre sentido de ropa-hombres y del marido también teniendo sus ropas-mujeres en el doble fondo del armario...
    Felicitaciones, un abrazo enorme y un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jean, así es, todo doble y si puede ser, tripe... la mujer, el hombre, los modelos...
      Un beso enorme para ti, mil gracias.
      Malu.

      Eliminar
  21. Genial relato, Malu, en el que sólo das unas elegantes pinceladas y dejas que el lector complete el cuadro con su imaginación.
    Me gustó. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy atinado Georges, es mejor dejar volar la imaginación, seguro que así el resultado es más rico.
      Mil gracias. Un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  22. Un micro muy inteligente y divertido en el que nos das la oportunidad de interpretar jugando con la polisemia de esas palabras tan bien escogidas. Me ha encantado, Malu. ¡Felicidades! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Juana. Esta vez he dejado un juego con un toque de humor.
      Un beso grande y gracias, como siempre, por pasar.
      Malu.

      Eliminar
  23. Un fondo de armario para desear y admirar como tu 50.
    Doble sentido y acertada manera de narrarlo.
    Sugerente idea y picardía.
    Un beso enorme preciosa Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Picardía de vez en vez no está de más, querida Mª Belén.
      La verdad es que me gustaría echar un ojo a ese armario...
      Un beso enorme, poeta.
      Malu.

      Eliminar
  24. Uno se puede encontrar cualquier cosa en un fondo de armario. Parece que tiene varias interpretaciones posibles. Me ha gustado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que guardamos tantas y tantas cosas, que muchas veces no sabemos ni lo que tenemos, unas veces prendas muy valiosas y otras simples baratijas.
      Un beso grande Olga, mil gracias.
      Malu.

      Eliminar
  25. Claro, ella pensaba y el llevaba a cabo sus pensamientos. Eran un gran equipo, una pinesa y el otro trabaja. Me gusta el modelo estavagante que no se cuando se pondrá.
    Genial relato. Besos de los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes Jose Mari, la mujer pensando y el marido ejecutando. ¿Te suena de algo?
      El extravagante solo para actos importantes... Ja, ja, ja...
      Un beso grande para cada uno de vosotros.
      Malu.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!