Desahogo

Surqué, atormentado, un mar de recuerdos. Me sumergí en los pensamientos que más nos alejaron: los advierto ahogados, vagos e imprecisos.

Ante un pasado que alberga más alegría que desventura: ¿nado para encontrarte o floto a la deriva hasta hallar la razón de tu locura, el por qué te suicidaste?
Escrito por Cristopher Josué Escamilla Arrieta - Twitter

11 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita22/1/18 11:30

    Hola Cristopher.
    El título nos adentra con mucha oportunidad en la historia. Y semánticamente tiene que ver con ese "mar de recuerdos" más alegres que tristes. Sigues abriendo el campo semántico con "nado" o "floto". Y al final el mazazo: loco o loca, se quitó la vida. Probablemente ahogada en el mar. Me gusta tu propuesta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá se ahogó en el mismo mar de recuerdos, a veces la felicidad es muy perturbadora.

      Gracias por tu comentario, Eduardo.

      Saludos.

      Eliminar
  2. No estamos preparados para la muerte, menos aún para la muerte buscada de un ser cercano.
    El tema del suicidio tiene connotaciones antropológicas muy interesantes.

    Buen relato, Cristopher. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una "escape" que cierto sector de la sociedad ha buscado a lo largo de la historia.
      Sería interesante saber qué piensan en el último instante antes de tener éxito en su campaña suicida.

      Gracias por escribir. Saludos.

      Eliminar
  3. Difícil saber la respuesta a esa pregunta final de tu relato, que pasa por la mente de quien decide poner fin a su vida.
    Tu protagonista busca esa respuesta, indaga, recuerda, busca, tan solo quiere encontrar ese desahogo que tan bien titulas y define a tu relato.
    Me ha gustado, Cristopher.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier.

      Tras un suicidio, quedan preguntas sin respuestas, y los deudos son los que sufren esa nueva ausencia.

      Eliminar
  4. Maria Galerna22/1/18 19:01

    La felicidad no siempre se computa de igual manera. Como la gota que colma el vaso, hay situaciones que te llevan a ese final.
    Muchos son sólo gritos de auxilio. Otros se consuman.

    Un micro que da mucho que pensar. Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo23/1/18 1:23

    ¡Uff, que duro final el del o la protagonista tu micro! Y ese final siempre dejará preguntas sin respuesta que torturarán a los que se quedan. Ellos siempre buscarán en su memoria si tal vez en algún momento pudieron hacer algo para evitar que esta historia terminase de una forma tan trágica. Buen tu propuesta. Un fuerte abrazo de Gloria.

    ResponderEliminar
  6. Ya te han comentado los compañeros, me uno a ellos. Me gusta la forma de narrarlo. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Los suicidios siempre dejan preguntas en el aire, y posibles culpas para el entorno, que no cesa de pensar ¿Y, si...?
    Lo has descrito con realismo Cristhoper.
    Suerte y saludos

    ResponderEliminar
  8. La pérdida de un ser querido es dolorosa, si esa pérdida se produce a una edad temprana, es todavía más dolorosa, pero si ese ser querido se va porque así lo ha decidido, se convierte en un sinfín de preguntas a las que, por muchos años que vivas, no encontrarás respuestas. Me ha gustado mucho, Cristhoper, felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!