Despecho

La tristeza de los días previos se tornó rabia en los meses posteriores y amargura con los años. Hoy hacía diez que él le había dicho "sí, quiero" a aquella mosca muerta. Diez años que a ella la mataba a fuego lento ese amor que acabaría por llevársela al infierno.
Escrito por Aurora Baeza

7 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita14/2/18 11:15

    Hola, Aurora.
    Amores que matan nunca mueren, canta Sabina. Aquí, en tu texto, hay que invertir los términos. Amores que mueren nunca matan. El título lo ilustra bien por las claras. Resistir dos lustros sitiada por el desamor por la otra parte y amor a otra persona, el despecho, debe ser terrible, fue mortal en realidad a la postre. Eros y Tanatos siempre tan próximos. Buen texto, Un beso y feliz todo para ti siempre.

    ResponderEliminar
  2. Las brasas convierten en tizón oscuro la carne que no se retira a tiempo del asador, así el rencor calcina el sentimiento de amor que se enquista. Con precioso y preciso vocabulario, marcas perfectamente los tiempos de un ayer que pervive agrio en el presente y nos haces vivir esta versión femenina de Bodas de sangre.
    Muy potente, Au. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hay decisiones muy serias, que marcan una existencia y no deberían tomarse a la ligera. Emparejarse sin verdadero convencimiento, pensando que tal vez el amor nazca después, nunca funciona. Persistir en el error solo conduce a hacerse mutuo daño y a consumirse lenta y dolorosamente, como bien concluye tu relato, un infierno en vida.
    Un abrazo, Aurora

    ResponderEliminar
  4. Carmen Hinojal15/2/18 18:33

    Un relato triste Aurora. El poso del desamor esta presente en todo momento. Pero tambien me gusta esa forma tuya de contarlo, compasiva y comprensiva de tanto desanimo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me uno al comentario de Carmen, es triste y se palpa el infierno. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Tristeza, rabia y amargura por un amor que no es, nunca fue y nunca será. Muy bien contado.
    Enhorabuena, Au.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu relato, Au. Como dice mi amiga Malu, la trsiteza, rabia y amargura acompañan siempre un amor que nunca lo fue ni lo será.
    Muy bien contado.
    Un besote.

    Pablo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!