Nueva vida (Relatos desde el otro lado: Hombre)

Comatoso, espero la noche. Tras cruzar la puerta de la muerte descubro un mundo lleno de nada. 

Poderosas historias antiguas, todas rumores blasfemos.

Tu pecador interior te recrimina el no haber disfrutado de aquellos placeres, pequeños tesoros. Ya no importa, no hay condenación. Deberías haber seguido a tu Jesús personal.
Escrito por Jose Antonio Gallego
Hombre | Dios | Diablo

4 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita26/2/18 21:16

    Hola, Jose Antonio.
    Nostalgia de la vida que no se vivió. La renuncia a los placeres, esos paraísos artificiales. Jesús comprendía, estaba con los pecadores. Los quería. Luego la nada, que es el todo. Lo infinitamente pequeño se da la mano con lo infinitamente grande. Igual de incomprensible. Pero sin condena, qué bien. Nada, sin adjetivos, sin paliativos. Un texto para la reflexión. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Eduardo, no lo había enfocado a la nostalgia, sino más bien al corsé religioso, Jesús está puesto por exigencias del guión pero puede poner el de cualquier religión. Y es que quizás cuando esto se acabe no habrá nada, o quizás allá arriba esté lleno de parcelas con todos los credos habidos y por haber. En fin, si supiéramos la respuesta no tendría tanta gracia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Eduardo ya te ha comentado, poco puedo añadir. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!