Salta

Sabes, igual que yo, que hay mil razones para hacerlo. Que realmente no quieres convencerme a mí, sino a ti mismo. Soy la excusa. Como los anteriores. Llegaste a tu casa con la sensación de trabajo bien hecho, pero vacío por dentro.

Llorando, le acompaño en su salto al vacío.
Escrito por Amelia

2 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita6/3/18 17:09

    Hola, Amelia.
    Un texto muy interesante que habla sin duda de un suicida y, aventurándome quizá sin tino, me parece que su compañera es la muerte. Una muerte llorosa y hasta cierto punto compasiva. Me gusta tu propuesta. Un beso, y feliz todo para ti siempre.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta ese doble juego con el vacío. Es su vacío lo que le hace buscar ese vacío último.
    Te deseo suerte y te envío un besito virtual, Amelia.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!