Cuando era fan de El Padrino

Levantó la sábana y vio una cabeza de caballo; gritó, y aún más al ver asesino.

—Prepárate a morir, Ramón.
—Me llamo Paco.

El asesino tras disculparse le dijo que era la tercera vez que le pasaba, cogió la cabeza y se marchó.

Ramón, con una sonrisa, se durmió plácidamente.
Escrito por Rubén José Huertas Rojo - Web

5 comentarios :

  1. Jajaja! ¡Qué bueno! Quizás tu aprendiz de asesino empezó por un curso demasiado avanzado. Y es que, Coppola, M. Brando, Pacino, Keaton, Mario Puzo, Rubén Huertas... son palabras mayores.
    Dale otra oportunidad y preséntale, por ejemplo, el cine español del destape de los 80. Es más asequible, ¡Dónde va a parar!
    Jejeje, "Mancantao", Rubén.
    Un abrazo, sobrino y recuerdos a la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras tío, tú si que eres un grande. Dominador de las esencias en tarros pequeños. Un fuerte abrazo y recuerdos.

      Eliminar
  2. Aurora Rapún Mombiela29/5/18 21:08

    Qué buena idea, Ramón, digo Paco, digo Rubén...
    Cuando el peligro acecha tan de cerca, hay que buscar una rápida solución. Al pobre asesino aún le quedan unos años de experiencia...Tiene mucho que aprender...¡Muy gracioso!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Aurora por tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Me he reído mucho. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!