Zombi

Arden el recuerdo de su sonrisa, su olor en los armarios, y el eco de su voz en el baño. Desasosiega la mesa donde dejó la nota. Pero el balanceo de la bombilla, ahora fundida, que pende de un casquillo dorado en medio de la que fue su habitación, mata.
Escrito por Paloma Hidalgo Díez

10 comentarios :

  1. Todo suma y atrapa, todo. MUY MUY bueno

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luisa, me alegro de que te haya gustado. Mucho.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta tu forma de escribir,en la que vas dejando imágenes potentes para que el lector vaya encajando la historia.
    Cada frase envuelve de esa soledad que ha dejado en la casa tu protagonista.
    Muy buen micro.

    Pablo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pablo, siempre tan generoso en tus comentarios. Un placer leerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Estupendo e inquietante relato, donde los recuerdos, vivencias y emociones se agitan alrededor de la muerte. Un abrazo, Paloma.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Salvador, por compartir conmigo tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Nos dejas unas imágenes muy nítidas y poderosas para una historia terrible. Enhorabuena, Paloma. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Jesús, Saludos.

    ResponderEliminar
  9. María Sotés17/5/18 14:15

    Hola, Paloma. La historia se dibuja como en una viñeta o una película, sucesión de imágenes terribles que terminan en el fundido a negro que tanto nos aterra. Me ha encantado.. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María, por comentar, y hacerlo así de amablemente.
      Un abrazo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!