Impacto

Un fuerte estruendo alerta a los feligreses. Desconcertados, no se explican cómo tras siglos ahuyentando a los espíritus de la catedral, yace desplomada y esparcida sobre el adoquinado. Ignoran que los ojos de una hermosa doncella se alzaron clavándose por vez primera en sus grotescos ojos, resquebrajando su pétreo corazón.
Escrito por Matrioska - Web

18 comentarios :

  1. Impactante, Matri. Ese título lo dice todo y remata este micro fantástico.
    Ya se sabe que hasta los seres más monstruosos tienen corazón, gárgolas incluidas.
    Abrazotes veraniegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque ese corazón sea de piedra, se puede ablandar ante una sola mirada. Un beso grande, Richmond, y feliz verano.

      Eliminar
  2. Esos seres fantásticos, monstruosos, generalmente de piedra, son un contraste en si mismos, más cerca de lo demoniaco que de lo divino, ejercen como guardianes de templos sagrados. Nadie diría, con su aspecto, que pudiesen albergar sentimientos, pero sí, hasta ellos y/o ellas tienen su corazoncito. Nadie es inmune al poder de algunas miradas, como tampoco nadie es de piedra por mucho que lo quiera parecer.
    Sí que impacta esta historia, logra que un monstruo llegue a caernos bien. Todos, alguna vez, hemos tenido que recoger los pedacitos propios en los que unos ojos nos convirtieron.
    Un abrazo grande y veraniego, Matri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el ser más monstruoso y grotesco se rinde ante el hechizo de una mirada. Feliz verano y un abrazo fuerte, Ángel.

      Eliminar
  3. No puedo dejar de leerlo una y otra vez. es un relato maravilloso. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Manuel, por tu, a la vez, maravilloso comentario. Un saludo.

      Eliminar
  4. Eduardo Martín Zurita22/7/18 13:42

    Hola, Matrioska:
    Un texto magníficamente narrado de modo indirecto, dejando que el lector encaje las piezas del puzle.
    La guardesa de la catedral, esa gárgola o figura de grotescos ojos, se ha venido abajo porque una hermosa doncella clavó en ellos su mirada. Un ser animado interactuando con otro de piedra, cuyo corazón, del mismo material, parece albergar sentimientos, para desconcierto, como es natural, de los feligreses.
    Un gran texto, que merece mi más encendido aplauso.
    Un beso grande y un muy feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor puede presentarse en cualquier momento y de las más insospechadas maneras. Nadie estamos inmunes a él, ni siquiera los que, aparentemente, no tienen corazón. Muchas gracias, Eduardo, espero que tu verano sea igualmente feliz y que lo disfrutes a tope. Un beso muy grande.

      Eliminar
  5. Arrebatado por la pétrea belleza de esta leyenda con tanto brío, me quedo desarmado ante los rigores estivales. ¡¿Dónde esta doncella, trágica matadora, que anima la piedra antes de darle muerte con el propio destello de sus ojos?! Me muero por saber más de ella. Lo que no consiguieron los malos espíritus, lo consiguió el poder del amor de sus ojos con sólo mirarlo. Románticamente trágica, bellamente terrible, esta metáfora con forma de leyenda medieval.
    un besazo, Matrioska... que siga el curso el verano de letras, estás que te sales!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hermosa doncella siguió su camino sin saber que solo el gesto de alzar su mirada al cielo y cruzarse con unos grotescos ojos, ablandaría el corazón de esa solitaria criatura. Muchas gracias por tu precioso comentario, Manuel, y un beso grande.

      Eliminar
  6. Pueden ahuyentar a espíritus y demonios, pero el amor es siempre más poderoso. Me ha encantado, Matrioska. Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Salvador, el amor es el sentimiento más poderoso que hay. Un abrazo fuerte y feliz verano para ti también.

      Eliminar
  7. Tu micro da mucho "yuyu", Matrioska. Despierta temores latentes.
    Un besito virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es muy tieeeerno, María Jesús. ;-) Un beso grande.

      Eliminar
  8. Irreverente inadaptado24/7/18 17:48

    Hola, Matrioska:
    Tu relato que me ha dejado desplomado y esparcido sobre el adoquinado, ¿cómo ha sido posible que los maestros canteros, las logias masónicas, ni tan siquiera el Gran Oriente hayan podido adargar la imponente figura protectora de la mirada de la hermosa doncella?, ignoramos también si el embrujo ha sido reciproco y la doncella tiene ahora también su corazón partido, no sería la primera vez que bella y bestia se enamoran perdidamente llevando casi siempre la peor parte la segunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que los maestros canteros no contaban con que una mirada fortuita podría ablandar el corazón de un ser condenado a siglos de soledad. Muchas gracias por tu lectura y comentario, Irreverente. Un saludo.

      Eliminar
  9. Josep Maria Arnau24/7/18 20:07

    Me ha gustado como generas expectativas y dosificas la información. Atrapas al lector y le sorprendes al final con la revelación de la identidad del vencido. El título desorienta al principio y solo adquiere su sentido al final, cuando se revela el significado de la historia. No hay nada inmutable con un impacto que de en la diana adecuada.
    Un saludo, Matrioska.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la intención al escribirlo. Me alegra mucho que te haya gustado, Josep. Muchas gracias y un saludo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!