Volver a empezar

Como cada mañana entró en el aula lleno de alegría, cogido de la mano de su compañera. Desde el centro de la sala anunció de nuevo: "¡Es mi primer día de clase!". Tras los aplausos, la monitora esbozó una sonrisa antes de reanudar el taller de refuerzo de la memoria.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

Decisiones

El ambiente estaba tenso, cuando repentinamente se oyó:

—¡Es la última vez que decides! ¿Entendido? ¡Siempre es lo mismo, ahora tengo que arreglar todo este desastre! —vociferó el cerebro.

—Tienes toda la razón —murmuró agazapado el corazón.

Bajo una tenue luz y con una tristeza indescriptible, el poeta continúa escribiendo.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

Reencuentro

Después de cenar sale en el carro a recorrer las calles. Busca a las chicas que, por unas monedas, dan gratificación. Una entra al auto y, en un callejón, se desahoga con ella. Se va con la certeza de volver a verla. Cuando se la lleven, él hará la autopsia.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

La sutil diferencia entre miedo y terror

Cada mañana, al despertar, con las imágenes aún latentes en la cabeza, transcribía lo soñado en una libreta. Convertía sus pesadillas en historias de dioses primigenios y terror gótico.

Algunas noches, la dulce chica de la panadería se colaba en sus sueños. Pero esos no los escribía. Le daba miedo.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

El viejo Miguel

Miguel ha envejecido visitando diariamente la playa, donde se sienta hasta que atardece. Miguel espera, y espera...

Hoy, por fin, algo entre las olas lo sobresalta. Es una botella con un mensaje. Lo lee. Lo relee.

Se arrodilla y llora amargamente durante horas.

Al anochecer, Miguel se pierde mar adentro.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

Religiones

En medio de un océano de represión y terror vivieron adoctrinados por los siglos de los siglos. Eran pocos los venerados, muchos los discípulos uniformados sin escrúpulos imponiendo grave obediencia a través de la limosna, aprovechándose del miedo e inocencia aprendida de sus fieles. La guerra entre banderías estaba servida.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

Lo inevitable

Observándole escondida entre los matorrales, se enamoró de él. Le gustaban su apostura, su coraje, su determinación. Mil veces estuvo tentada de acercarse a él, pero temía que la rechazase. Por fin, un día, se armó de valor. Ocurrió lo inevitable: el cazador le rompió el corazón a la loba.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

A largo plazo

Mientras las noticias vomitan: edificios que se derrumban, vientos huracanados, mares enfurecidos, tierra arrasada, en un planeta que se despereza y deja huellas con manotazos sin control, muchas manos vuelven a construir, a devolver sueños, a plantar semillas, a borrar dolores. El ciclo volverá a repetirse hasta la destrucción total.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre